Publicado el

Un estudio muestra que masticar chicle podría ser eficaz para administrar vitaminas

(Fotografía: Dean Drobot / Shutterstock)

PENNSYLVANIA, EE. UU .: No hace falta mucha búsqueda en Internet para encontrar que la goma de mascar es un tema polémico. En un estudio reciente que podría ayudar a arrojar una nueva luz sobre el tema, los investigadores de la Facultad de Ciencias Agrícolas de Penn State se propusieron descubrir si algunas variedades de encías que prometen proporcionar suplementos para mejorar la salud a los usuarios, efectivamente fueron eficaces al hacerlo.

A pesar de que varias gomas de mascar disponibles en el mercado afirman que contienen vitaminas, la efectividad de masticar estas gomas para administrar vitaminas al plasma no ha sido bien estudiada. Usando solo dos productos que están actualmente disponibles, los investigadores realizaron una prueba aleatoria simple ciega y luego una prueba placebo aleatoria simple ciega en 15 individuos sanos.

Para probar la efectividad de la goma, el equipo midió los niveles de ocho vitaminas liberadas en la saliva de los participantes. Luego, en un experimento separado sobre los mismos sujetos, midieron los niveles de siete vitaminas en el plasma de los participantes.

Dado que la deficiencia de vitaminas se está convirtiendo en un problema en los EE. UU., El profesor Joshua Lambert, profesor asociado de Ciencia de los Alimentos y codirector del Centro de Alimentos para la Salud de Plantas y Champiñones de Penn State, cree que los hallazgos de su estudio podrían ser una posible enfoque para abordar el problema.

“Me sorprendió un poco que nadie hubiera hecho un estudio como este antes, dada la cantidad de productos de goma que contienen suplementos en el mercado”, dijo Lambert, “pero no existe ningún requisito para que las gomas nutricionales sean probadas para determinar su eficacia, ya que caen en la categoría de suplementos dietéticos “.

De acuerdo con los resultados, retinol, tiamina, riboflavina, niacinamida, piridoxina, ácido fólico, cianocobalamina, ácido ascórbico y α-tocoferol se liberaron en la saliva al masticar. Con respecto a las concentraciones plasmáticas de vitamina, el retinol pasó de 75 a 96 por ciento, piridoxina de 906 a 1,077 por ciento, ácido ascórbico de 64 a 141 por ciento y α-tocoferol de 502 a 418 por ciento después de masticar las encías suplementadas.

Además, la investigación demostró que las vitaminas solubles en agua, como las vitaminas B6 y C, aumentaron en el plasma de los participantes que masticaron chicle suplementado en comparación con los participantes que masticaron el chicle con placebo. En los masticadores de goma suplementados, los investigadores también observaron aumentos en el plasma de varias vitaminas liposolubles, como el retinol, un derivado de la vitamina A y el α-tocoferol, un derivado de la vitamina E. Debido a que las vitaminas solubles en agua se extrajeron casi por completo de la goma durante el proceso de masticación, Lambert dijo que estos hallazgos fueron los más significativos del estudio.

“Este estudio se realizó en un entorno agudo; durante un día hemos demostrado que masticar chicle suplementado aumenta los niveles de vitaminas en el plasma sanguíneo”, anotó Lambert. Continuó: “Pero no hemos demostrado que esto elevará los niveles plasmáticos de las vitaminas a largo plazo. Idealmente, ese sería el próximo estudio. Inscriba a las personas que tienen algún nivel de deficiencia de algunas de las vitaminas en el chicle suplementado y pídales que las mastiquen regularmente durante un mes para ver si eso aumenta los niveles de vitaminas en la sangre “.

El estudio, titulado “Goma de mascar suplementada con vitaminas puede aumentar los niveles salivales y plasmáticos de un panel de vitaminas en participantes humanos sanos”, se publicará en la edición de noviembre de 2018 del Journal of Functional Foods.

Publicado el

Según un estudio, el fumar debilita los mecanismos necesarios para combatir la pulpitis

(Fotografía: Ehab Edward / Shutterstock)

CLEVELAND, EE. UU .: los efectos negativos sobre la salud del fumar son ampliamente conocidos; sin embargo, pocos han investigado sus consecuencias con respecto a la endodoncia. En un nuevo estudio dirigido por científicos de la Escuela de Medicina Dental de la Universidad Case Western Reserve, en Cleveland, los investigadores descubrieron que fumar debilita la capacidad de la pulpa dental para combatir enfermedades.

Hablando sobre la investigación, la Dra. Anita Aminoshariae, profesora asociada de endodoncia y Directora de Predoctoral Endodontics en Case Western, dijo: “Eso podría explicar por qué los fumadores tienen resultados endodónticos más pobres y retrasan la curación que los no fumadores. Imagina que TNF-α [factor de necrosis tumoral α] y hBD-2 [defensina 2 humana] se encuentran entre los soldados en una última línea de defensa que fortifica un castillo. Fumar mata a estos soldados incluso antes de que tengan la oportunidad de montar una defensa sólida “.

En el estudio, los investigadores se propusieron comprender mejor por qué los fumadores tienen una mayor posibilidad de desarrollar una enfermedad periodontal y tienen casi el doble de probabilidades de requerir terapia de endodoncia.

El equipo recolectó muestras y midió los niveles de interleucina (IL) 1β, TNF-α, hBD-2 y hBD-3, diagnosticados con pulpitis irreversible sintomática, sintomática, normal y sintomática. . “Supusimos que las defensas naturales se reducirían en los fumadores; no esperábamos que se agotaran por completo “, explicó Aminoshariae.

Según los resultados del estudio, las concentraciones pulpares de TNF-α y hBD-2 fueron significativamente más bajas entre los fumadores, mientras que no hubo diferencias significativas en la IL-1β o hBD-3. El análisis bidireccional de la covarianza también reveló que el estado de fumador, no el diagnóstico endodóntico (estado pulpar), afectó significativamente los niveles de TNF-α y hBD-2.

Si bien los resultados del estudio proporcionan otro argumento contra el tabaquismo, un hallazgo alentador de la investigación fue que dos de los pacientes en el estudio que dejaron de fumar volvieron a los mecanismos de defensa necesarios para combatir la pulpitis.

El estudio, titulado “Comparación de la expresión de IL-1β, TNF-α, hBD-2 y hBD-3 en la pulpa dental de los fumadores versus los no fumadores”, se publicó en el número de diciembre de 2017 del Journal of Endodontics.

FUENTE: https://am.dental-tribune.com/news/smoking-weakens-mechanisms-needed-to-fight-pulpitis-study-finds/

Publicado el

Niño de 6 años que nunca pudo hablar, va al dentista y en pocas horas dice ‘mamá, tengo hambre’

Un niño de 6 años de edad en Texas encontró su voz por primera vez después de un simple procedimiento en su lengua que le ayudó a hablar.

Los padres de Mason Motz pensaron que su hijo tenía problemas para comunicarse debido a un trastorno del desarrollo. Pero después de una visita de rutina al dentista, descubrieron que tener la “lengua amarrada” es una condición médica real y tratable.

Los padres de Motz, Meredith y Dalan, contaron a CBS News que el año pasado apenas podía hablar.

Mason nació con el síndrome de Sotos, una condición genética que se caracteriza por un desarrollo retrasado a nivel mental y de habilidades motoras. Este pequeño tuvo que pasar muchos retos al crecer, pero nadie se podía explicar la razón de su falta de habla.

Sus padres lo llevaron a terapia desde que tenía 1 año y nada parecía funcionar.

Los especialistas no lograban explicarse el porqué de la imposibilidad de hablar de Mason hasta que un día durante una visita de rutina al dentista todo cambió. El nombre de la dentista, Amy Luedemann-Lazar, iba a quedar grabado para siempre en la memoria de toda la familia Motz.

La dentista encontró que el problema del niño al hablar no tenía que ver con factores mentales sino con un simple factor físico. Mason sufría de una condición en la que su lengua no podía separarse de su paladar, por lo que esto le impedía articular el lenguaje.

Ella notó que la banda de tejido debajo de su lengua era más corta de lo normal, lo que hacía más difícil hablar. Les preguntó a los padres si podía hacer un procedimiento simple, y usar un láser para cortar el tejido. Tomó unos 30 segundos.

Los padres aceptaron y a los segundos quedaron sorprendidos. “Esa noche comenzó a hablar con oraciones completas por primera vez en la vida. ¡Fue impresionante!”, señaló la madre.

“En lugar de señalar la comida o la boca, pudo decir ‘mamá, tengo hambre’”, dijo Dalan.

Los estudios encontraron que la afección es prevalente entre el cuatro y el diez por ciento de los bebés. Para Mason, el pequeño arreglo hizo una gran diferencia.

Por ahora, el niño sigue su trabajo con fonoaudiólogos. En solo semanas, el menor pasó de hablar lo mismo que un niño de un año a uno de cuatro. Se prevé que cuando cumpla 13, Mason podrá hablar lo mismo que un joven de su edad.

FUENTE: https://www.lagranepoca.com/news/381821-nino-de-6-anos-que-nunca-pudo-hablar-va-el-dentista-y-en-pocas-horas-dice-mama-tengo-hambre.html

Publicado el

Salud oral en niños con tratamiento oncológico

El trabajo con población vulnerable se ha convertido en un reto para las instituciones y especialistas, toda vez que allí confluyen patologías que requieren de un tratamiento multidisciplinario para lograr el objetivo final con el paciente.

En este orden de ideas, la odontología juega un papel importante en la población infantil con tratamiento oncológico, toda vez su labor no sólo se limita a proporcionar salud oral, sino que se encuentran en medio de un grupo que refuerzan la parte asistencial y de la cual hacen parte médicos, psicólogos, oncólogos y odontólogos, afirma la doctora Sandra Cáceres, docente de la facultad de Odontología de la Universidad del Sinú.

El principal objetivo es, como advierte la especialista, es atender toda la parte médica, psicosocial y psicólogica, para mejorar la calidad de vida de estos niños que están padeciendo alguna enfermedad oncológica.

En este proceso, están desarrollando métodos no sólo desde el aspecto físico, sino también desde lo básico en alianza con Fundaciones y centros asistenciales donde la población objetivo es el niño con cáncer. Esto amparado en las leyes que indican que todo menor que se detecte con algún tipo de lesión que se encamine hacia el cáncer, debe ser remitido.

Muchos de los pacientes que llegan a clínica odontopediatra presentan signos de alerta y es allí donde el profesional empieza el diagnóstico, por lo que el refuerzo en la población académica ha sido constante y poder extrapolar el caso en un momento preciso, advierte la docente.

De otra parte, es de aclarar que cuando a un paciente se le controlan lesiones en cavidad oral, también se mejora su calidad de vida y estado nutricional, lo cual trasciende positivamente en el tratamiento oncológico.

Con este tratamiento en equipo, se ataca el cáncer en diferentes frentes, desde las consecuencias que la enfermedad causa a nivel sistémico, como los efectos secundarios que puede desencadenar la misma condición y el procedimiento que se lleva a cabo.

Para lo anterior se requiere que odontólogos y ontopediatras trabajen de la mano con los médicos y oncólogos pediatras, un equipo que logra excelentes resultados que puede detectar de primera mano los signos de alerta.

La Organización Mundial de la Salud y la Organización Panamericana de la Salud, pusieron a disposición la Guía AIEPI de cáncer infantil, donde no sólo advierten sobre las señales de alerta, también indican las patologías prevalentes.

Las cefaleas, son una señal que indica cuando algo no está bien, pues los niños no deben padecerlos, lo mismo que gripas y fiebres constantes y extendidas, como también el dolor en el abdomen y los huesos.

Los hematomas también resultan preocupantes, lo mismo que el sangrado por la nariz y encías; así como la inflamación de ganglios en el cuello y región mandibular, lo que generalmente ocurre tras un proceso infeccioso, pero que debe acabar con el mismo. Otro motivo de alerta tiene que ver con la picazón en la piel llegando a lesiones de difícil cicatrización y el cansancio que no debe ser común en un niño sano.

Lo último y más grave, es el conjunto de todos estos síntomas, manifestaciones poco probables en los infantes, pues se entiende que son los llamados a tener más energía, advierte la doctora Cáceres.

Teniendo en cuenta lo anteriormente descrito, los odontólogos manejan un protocolo de atención en los niños que permite identificar las alteraciones presentes, se trata de un tratamiento integral que involucra otras especialidades médicas.

FUENTE: http://www.eluniversal.com.co/suplementos/viernes/salud-oral-en-ninos-con-tratamiento-oncologico-289155

Publicado el

Las hospitalizaciones pueden estimular el deterioro de la salud bucal

(Fotografía: TheTun / Shutterstock)

TERESINA, Brasil / BORDEAUX, Francia: Un nuevo estudio ha proporcionado evidencia de que la salud oral se deteriora durante las estadías en el hospital, incluso después de un corto período de tiempo. Los investigadores descubrieron un aumento significativo en la enfermedad periodontal y los niveles de placa dental en pacientes que fueron hospitalizados durante dos semanas. Los hallazgos indican que la salud oral se pasa por alto en gran medida en los hospitales.

En el estudio, titulado “Salud bucal de pacientes en período corto de hospitalización: estudio observacional”, publicado en la edición de junio de la revista Journal of Clinical Periodontology, investigadores de la Universidad Federal de Piauí en Brasil midieron la placa y los índices gingivales en 162 ancianos pacientes en su día de ingreso y hasta 14 días en el hospital. Encontraron que los puntajes de ambos índices aumentaron significativamente durante la estadía.

Los hallazgos corroboran los resultados de otro estudio, publicado en línea en la revista Gerodontology, sobre la salud bucal de 159 pacientes ancianos hospitalizados realizado en Francia, que encontró que la mala salud oral estaba fuertemente asociada con la malnutrición. Los investigadores encontraron que más de 140 pacientes necesitaban tratamiento dental. También encontraron que 77 pacientes estaban desnutridos, lo que se atribuyó en parte a la candidiasis y al flujo salival reducido.

En el desafiante entorno hospitalario, a la salud oral a menudo se le da poca prioridad. Los hallazgos de los estudios demuestran que los regímenes de cuidado bucal adecuados deben implementarse en los hospitales. Además, parece haber una necesidad de mejores elecciones de alimentos, ya que las comidas hospitalarias a menudo son inapropiadas para las necesidades del paciente.

FUENTE: https://am.dental-tribune.com/news/hospitalizations-may-spur-deterioration-of-oral-health/

Publicado el

Las visitas dentales regulares pueden ayudar a disminuir el riesgo de neumonía

(Fotografía: Dragon Images / Shutterstock)

NUEVA ORLEANS, EE. UU.: Una nueva investigación ha sugerido que las visitas de rutina al dentista podrían ayudar a reducir la cantidad de bacterias que causan neumonía en la boca que pueden aspirarse. En particular, el estudio de EE. UU., Que incluyó a más de 26,000 participantes, mostró que las personas que nunca se sometieron a controles dentales tenían un riesgo significativamente mayor de desarrollar la infección pulmonar que aquellos que visitaban al dentista dos veces al año.

En el estudio, los investigadores analizaron los datos obtenidos de la Encuesta de Panel de Gastos Médicos 2013, que pregunta sobre la utilización de la atención médica (incluida la atención dental), los costos y la satisfacción del paciente. Encontraron que 441 de 26,246 personas en la base de datos tenían neumonía bacteriana (1.68 por ciento) y que aquellos que nunca se sometieron a revisiones dentales tenían un 86 por ciento más de riesgo de neumonía en comparación con los que tenían citas dos veces al año.

Según los investigadores, el estudio proporciona más evidencia de que la salud oral está estrechamente relacionada con la salud general y sugiere que es importante incorporar la atención dental en la atención médica preventiva de rutina.

“Existe una conexión bien documentada entre la salud oral y la neumonía, y las visitas dentales son importantes para mantener una buena salud oral”, dijo la Dra. Michelle Doll, autora principal del estudio y Profesora Asistente de Medicina Interna en la División de Enfermedades Infecciosas en Virginia Commonwealth University. “Nunca podemos eliminar completamente la boca de las bacterias, pero una buena higiene oral puede limitar las cantidades de bacterias presentes”.

Los hallazgos de la investigación se presentaron por primera vez en IDWeek 2016, la reunión anual de la Sociedad de Enfermedades Infecciosas de América, la Sociedad de Epidemiología de la Atención Médica de Estados Unidos, la Asociación de Medicina del VIH y la Sociedad de Enfermedades Infecciosas Pediátricas. Se llevó a cabo del 26 al 30 de octubre en Nueva Orleans.

FUENTE: https://am.dental-tribune.com/news/regular-dental-visits-may-help-decrease-pneumonia-risk/

Publicado el

Investigadores analizan ADN para estudiar caries

(Captura de pantalla: Universidad de Clemson)

CLEMSON, S.C., EUA: Investigadores estadounidenses comenzaron un estudio de cinco años para determinar cómo las bacterias asociadas a la caries dental interactúan entre sí a medida que la enfermedad progresa. Para su investigación, destinada a encontrar probióticos adecuados para tratar la caries dental, los científicos están utilizando un secuenciador de genoma, que les permite extraer ADN de organismos vivos y realizar un análisis genético completo.

De acuerdo con los Institutos Nacionales de Salud (NIH), que financian el estudio, la caries dental es la enfermedad crónica más prevalente tanto en niños como en adultos y es prevenible. Junto con investigadores de la Universidad de Florida, el Dr. Vincent Richards, profesor asistente en el departamento de ciencias biológicas de la Universidad de Clemson, actualmente está investigando qué bacteria puede ayudar a promover la salud oral.

“Hemos sabido por un tiempo muchos de los microorganismos asociados con la caries dental”, dijo Richards. “Durante este estudio, haremos investigación genética para determinar qué bacteria puede ayudar a combatir la caries dental”.

De los muchos microorganismos que viven dentro de la boca, algunos son bacterias beneficiosas, los probióticos, y algunos tienen un efecto adverso en la salud humana. La composición bacteriana oral cambia a medida que progresa la caries, lo que agrava la enfermedad. “Lo que pretendemos hacer es utilizar la secuenciación de ADN y ARN para comprender mejor cómo estas bacterias buenas y malas difieren a nivel genético, o más precisamente, genómico”, explicó Richards.

El grupo está utilizando un secuenciador de genoma, la primera tecnología de este tipo en el campus de Clemson y “la próxima generación en secuenciación”, según Richards. Este instrumento permite a los investigadores determinar secuencias completas del genoma y medir la actividad de todas las vías metabólicas y bioquímicas dentro del genoma.

La secuenciación del genoma implica la extracción de ADN de organismos vivos y la realización de un análisis genético detallado. Los datos del secuenciador se transfieren a poderosas computadoras para ser leídos y analizados. La información provista por el secuenciador puede ser valiosa en muchos casos.

“La información genómica puede ayudar a identificar mutaciones y genes asociados con patógenos virulentos, medir la actividad genética de estos factores, identificar comunidades microbianas, así como rastrear enfermedades”, dijo Richards. “Al determinar cómo interactúan las bacterias buenas y malas en los dientes, podemos desarrollar nuevas estrategias para ayudar a prevenir la caries dental”.

El estudio es un proyecto de cinco años financiado por una subvención NIH de $ 628 828, de la cual Clemson recibirá $ 237 554.

FUENTE: https://am.dental-tribune.com/news/researchers-analyze-dna-to-study-caries/

Publicado el

El estrés en la vida temprana puede llevar a una mordedura torcida

(Fotografía: Goncharov_Artem / Shutterstock)

SEATTLE, EUA: Se sabe que los primeros 1,000 días después de la concepción afectan significativamente la expectativa de vida y la susceptibilidad a la enfermedad de una persona. Mientras que el bajo peso al nacer, por ejemplo, se ha establecido como un marcador primario del estrés en la vida temprana, los hallazgos de un nuevo estudio sugieren que las asimetrías de la cara inferior, evaluadas de acuerdo con la asimetría de la oclusión, son un marcador de estrés ambiental y lateralización cerebral durante el desarrollo temprano también.

En el estudio, los investigadores de la Universidad de Washington evaluaron los datos de 6.654 adolescentes estadounidenses recogidos entre 1966 y 1970 como parte de la Encuesta Nacional de Examen de Salud y Nutrición. No se utilizaron datos más recientes debido a la falta de información actual sobre la prevalencia de las asimetrías de la cara inferior en la población de EE. UU.

En total, se estima que 1 de cada 4 adolescentes estadounidenses tienen asimetrías en la parte inferior de la cara, concluyeron los investigadores. Las asimetrías retrognáticas (17 por ciento), la asimetría de la cara inferior más común en la población de EE. UU., Fluctuaron aleatoriamente entre los lados izquierdo y derecho de la cara. Tal aleatoriedad indica estrés en la vida temprana, dijo el autor principal, el Prof. Philippe Hujoel, de la Facultad de Odontología de la universidad.

Hujoel enfatizó que los dientes mal alineados, la sobremordida y la mordida inferior deben distinguirse de la oclusión asimétrica, ya que estas condiciones pueden asociarse con oclusiones asimétricas y simétricas, la última de las cuales es en gran parte un reflejo de la genética y no del estrés ambiental.

Se necesita más investigación para identificar si las asimetrías de la parte inferior son predictivas de enfermedades crónicas en poblaciones vivas de la misma manera que las asimetrías del cráneo se han asociado con enfermedades degenerativas en poblaciones de larga fallecida.

El estudio, titulado “Asimetría de la parte inferior de la cara como marcador de la inestabilidad del desarrollo”, fue publicado en línea el 11 de abril en el American Journal of Human Biology antes de imprimir.

FUENTE: https://am.dental-tribune.com/news/early-life-stress-may-lead-to-crooked-bite/

Publicado el

Pérdida de dientes de mediana edad relacionada con un mayor riesgo de enfermedad coronaria

(Fotografía: Maxop-Plus / Shutterstock.com)

NEW ORLEANS, U.S .: Perder dos o más dientes en la mediana edad se asocia con un mayor riesgo de enfermedad cardiovascular, de acuerdo con una investigación preliminar. Los hallazgos fueron presentados en la American Heart Association’s 2018 Epidemiology and Prevention | Estilo de vida y sesiones científicas de salud cardiometabólica, un primer intercambio mundial de los últimos avances en la ciencia cardiovascular de base poblacional para investigadores y médicos.

En un esfuerzo de investigación en colaboración entre la Escuela de Salud Pública de la Universidad de Tulane y la Medicina Tropical en Nueva Orleans y Harvard T.H. Chan School of Public Health en Boston, EE. UU., Un equipo de investigadores analizó el impacto de la pérdida de dientes en dos grandes estudios de adultos. En los estudios, a los participantes, de entre 45 y 69 años, se les pidió que informaran sobre el número de dientes naturales que tenían, luego, en un cuestionario de seguimiento, informaron sobre cualquier caso reciente de pérdida de dientes. Los adultos en este análisis no tenían enfermedad cardiovascular cuando comenzaron los estudios. Los investigadores estudiaron prospectivamente la ocurrencia de pérdida de dientes durante un período de ocho años y siguieron una incidencia de enfermedad cardiovascular entre personas sin pérdida de dientes, un diente perdido y dos o más dientes perdidos durante 12-18 años.

Se encontró que, entre los adultos con 25-32 dientes naturales en el inicio del estudio respectivo, los que perdieron dos o más dientes tenían un 23 por ciento más de riesgo de enfermedad cardiovascular, en comparación con aquellos que no perdieron ningún diente. El aumento del riesgo se produjo independientemente de la calidad de la dieta informada, la actividad física, el peso corporal y otros factores de riesgo cardiovascular, como presión arterial alta, colesterol alto y diabetes. No hubo un aumento notable en el riesgo de enfermedad cardiovascular entre los que informaron la pérdida de un diente durante el período de estudio respectivo. El riesgo de enfermedad cardiovascular entre todos los participantes (independientemente de la cantidad de dientes naturales en el inicio del estudio respectivo) aumentó un 16 por ciento entre los que perdieron dos o más dientes durante el período de estudio respectivo, en comparación con los que no perdieron ningún diente. Los adultos con menos de 17 dientes naturales, en comparación con 25-32 en el inicio del estudio respectivo, tenían un 25 por ciento más de probabilidades de tener enfermedad cardiovascular.

El Dr. Lu Qi, autor del estudio y profesor de Epidemiología en la Universidad de Tulane, agregó: “Investigaciones previas también han encontrado que los problemas de salud dental están asociados con un riesgo elevado de enfermedad cardiovascular. Sin embargo, la mayoría de esa investigación analizó la pérdida acumulada de dientes a lo largo de la vida, que a menudo incluye dientes perdidos en la infancia debido a caries, traumatismos y ortodoncia. La pérdida de dientes en la edad madura es más probable que esté relacionada con la inflamación, pero no ha quedado claro cómo esta pérdida posterior de la vida podría influir en el riesgo de enfermedad cardiovascular “.

“Además de otras asociaciones establecidas entre la salud dental y el riesgo de enfermedad, nuestros hallazgos sugieren que los adultos de mediana edad que han perdido dos o más dientes en el pasado reciente podrían tener un mayor riesgo de enfermedad cardiovascular. Eso es independientemente de la cantidad de dientes naturales que una persona tenga como adulto de mediana edad, o si tienen factores de riesgo tradicionales para enfermedades cardiovasculares, como una dieta deficiente o presión arterial alta “, dijo Qi.

Los hallazgos aún no se han publicado como un documento revisado por pares. El resumen, titulado “Cambios en la salud dental y el riesgo de enfermedad coronaria: dos estudios prospectivos de cohortes en hombres y mujeres”, se publicó en la revista Circulation el 20 de marzo de 2018.

FUENTE: https://am.dental-tribune.com/news/middle-aged-tooth-loss-linked-to-increased-coronary-heart-disease-risk/

Publicado el

Los niños de minorías con mayor riesgo de caries dental

(Fotografía: Rawpixel.com/Shutterstock)

HYATTSVILLE, Md., U.S .: La investigación ha demostrado que la caries dental es la enfermedad crónica más común entre los jóvenes que viven en los Estados Unidos entre 6 y 19 años. Según un informe reciente sobre la situación en este sentido en 2015/2016, el control de la prevalencia de la caries no tratada y total es clave para prevenir y controlar la enfermedad oral. El estudio encontró que hay menos jóvenes en los EE. UU. Con caries dental que antes, pero los niños de minorías continúan teniendo tasas más altas en comparación con sus pares.

El informe abordó la prevalencia de caries total y no tratada en dientes primarios o permanentes entre jóvenes de 2 a 19 años para 2015/2016 y tendencias de 2011/2012 a 2015/2016. Los datos fueron extraídos de la Encuesta Nacional de Examen de Salud y Nutrición para los períodos de estudio respectivos.

En general, la prevalencia de caries disminuyó del 50 por ciento en 2011/2012 a un poco más del 43 por ciento en 2015/2016 entre los jóvenes de EE. UU. Entre 2 y 19 años. Para el período de estudio 2015/2016, los investigadores encontraron una prevalencia creciente de caries con respecto a la edad: 17.7 por ciento entre niños de 2-5 años, 45.2 por ciento entre 6 y 11 años, y 53.5 por ciento entre jóvenes de 12-19 años.

Los jóvenes hispanos tuvieron la caries total más alta y la no tratada (52.0 por ciento) en comparación con los afroamericanos (44.3 por ciento), asiáticos (42.6 por ciento) y blancos (39.0 por ciento). Sin embargo, la caries no tratada fue más alta entre los jóvenes negros (17,1 por ciento), seguida de los hispanos (13,5 por ciento), blancos (11,7 por ciento) y jóvenes asiáticos (10,5 por ciento).

Los investigadores también señalaron que el nivel de ingresos afecta la prevalencia de caries, ya que la prevalencia de la caries dental total disminuyó al aumentar los niveles de ingresos familiares. Los jóvenes de familias que viven por debajo del nivel federal de pobreza tenían una prevalencia de caries del 51.8 por ciento, en comparación con el 34.2 por ciento de niños de familias con niveles de ingresos superiores al 300 por ciento del nivel de pobreza. La caries no tratada disminuyó del 18.6 por ciento para los niños de familias que viven por debajo del nivel de pobreza federal al 7.0 por ciento para aquellos de familias con ingresos superiores al 300 por ciento del nivel de pobreza. En 2016, $ 24,300 en ingresos anuales se consideraron las pautas de pobreza para una familia de cuatro, según el Departamento de Salud y Servicios Humanos de EE. UU.

“Nuestra intención al realizar este estudio fue proporcionar estimaciones de prevalencia actualizadas para la caries dental en niños. Decidimos que nuestro estudio se enfocaría en la caries dental debido al impacto serio y negativo que las caries no tratadas pueden tener en los niños. Las caries no tratadas causan dolor e infección. Los niños pierden días de la escuela y su calidad de vida general se ve afectada por la caries dental no tratada. Esta es una importante preocupación de salud pública para los jóvenes de Estados Unidos “, dijo el autor principal, el Dr. Eleanor Fleming.

El estudio, titulado “Prevalencia de caries dental total y no tratada entre los jóvenes: Estados Unidos, 2015-2016”, se publicó en abril de 2018 en el Resumen de datos de NCHS.

FUENTE: https://am.dental-tribune.com/news/minority-children-most-at-risk-of-dental-caries/