Publicado el Deja un comentario

¿Sabes todo lo que alberga tu boca?

En la boca se han encontrado unas 700 bacterias, además de parásitos, virus y hongos, señaló Ana María Fernández Presas, investigadora del Departamento de Microbiología y Parasitología de la Facultad de Medicina de la UNAM.

La boca es un reservorio de gran variedad de enfermedades, como ejemplo mencionó los Streptpcoccus mutans y Lactobacillus acidophilus, agentes etiológicos de la caries dental, cuyo resultado es la pérdida de piezas.

La boca es un reservorio de gran variedad de enfermedades, como ejemplo mencionó los Streptpcoccus mutans y Lactobacillus acidophilus, agentes etiológicos de la caries dental, cuyo resultado es la pérdida de piezas.

Indicó que el streptococcus del grupo viridans, específicamente Streptococcus sanguis, es responsable de 80 por ciento de la endocarditis bacteriana subaguda.

Si los pacientes que presentan problemas cardiacos no son tratados con antibióticos antes de cualquier procedimiento dental, el estreptococo pasa al torrente sanguíneo, se aloja en las válvulas cardiacas y puede causar la muerte, advirtió.

En un comunicado de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), planteó que hay bacterias que se han estudiado y se sabe que se relacionan estrechamente con la enfermedad periodontal.

Porphyromonas gingivalis, Tannerella forsythensis y Treponema denticola participan en la progresión de la periodontitis crónica, abundó.

Expuso que la piorrea, término utilizado en forma coloquial para describir la movilidad dentaria o periodontitis crónica aumenta su frecuencia con la edad, aunque ya empieza a afectar a sujetos de 30 años.

La investigadora agregó que de los 40 a los 60 años, el problema de caries disminuye y aumenta la enfermedad periodontal, que favorece la pérdida de piezas.

Precisó que además de las 700 bacterias, en la boca se encuentran parásitos como Entamoeba gingivalis y Trichomona tenax, pero se desconoce su probable participación en la periodontitis crónica, pues es difícil aislarlas por la presencia de bacterias.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *