Publicado el

Qué hacer en una emergencia bucal

Dolor, hinchazón o ardor. Los problemas bucales a menudo suelen ser muy molestos. Para evitar que se agraven, resulta fundamental saber cómo reaccionar en las emergencias orales.

Según Sibele Penha Sarti, profesora del Servicio de Urgencia Dental de la Facultad de Odontología de la Universidad de San Paulo, en Brasil, cualquier situación atípica en la boca debe ser examinada y tratada por un especialista, pero algunos trucos sencillos aminoran el dolor y curan o previenen accidentes.

Diente roto por un choque Cuando se rompe sólo una parte del diente, la recomendación es sumergir el fragmento en una solución salina, en leche, o (en el último caso) en agua filtrada y buscar un dentista. Si se rompe el diente por completo (con raíz), el tiempo será determinante para resolver el problema. En este caso, el diente debe ser sumergido en el líquido del mismo ejemplo anterior y se debe buscar inmediatamente un dentista, porque es más probable que el re-implante  tenga éxito si es hecho en hasta una hora después del accidente. Cuanto más tardes en acudir al dentista menor será la posibilidad de recuperarlo.

Lengua o labio mordido La boca tiene muchos vasos sanguíneos y por eso la mordida en la lengua o en el labio causan el sangrado. En estos casos, es recomendable poner una gasa o algodón en la zona magullada durante 10 minutos. Evitar escupir es importante para que no se mueva la región. Además, se recomienda comer alimentos fríos y blandos durante los próximos días y un cepillado dental reforzado para evitar cualquier contaminación en esa parte.

Boca quemada No hay mucho que hacer cuando se quema la boca. Es necesario esperar para la regeneración del tejido, que suele tomar una semana.

Herpes frecuente Hay algunos factores que pueden desencadenar la manifestación de este virus como la exposición a la luz solar, el estrés y el frío. Al tener herpes, es esencial evitar la manipulación de la región (como rascarse, por ejemplo). Hay cremas y ungüentos especialmente para este tipo de problema. El odontólogo puede prescribir.

Afta Las aftas necesitan una atención especial. Ulceraciones aftosas no tienen una causa definida, pero ciertos factores pueden desencadenar su aparición como alimentos ácidos y el estrés. Si este es el caso, identifica el alimento que te está causando el problema y evítalo.
Las personas tienen el hábito de pensar que cualquier cambio en el revestimiento de la boca es un afta, cuando en realidad no es así. Por ejemplo, las úlceras que no se resuelven en dos semanas deben ser examinadas por un profesional. Las lesiones de cáncer oral pueden empezar como una pequeña úlcera indolora.

Irritación y rajaduras La exposición prolongada al sol y al frío puede causar estas grietas y erupciones cutáneas. Para evitarlas, el paciente debe mantener hidratada la región (por ejemplo, usar manteca de cacao). Las personas que pasan mucho tiempo expuestas al sol deben usar protector solar labial.

Fuente: https://fundacioncreo.org.ar/

Publicado el

Los 5 problemas dentales más frecuentes

La cavidad oral esta expuesta a un sin numero de enfermedades, todas ellas pueden prevenirse con solo una correcta higiene dental.

a8d_caries

1. CARIES
Causas: Mala higiene dental (principal).
Síntomas: Decoloración de las piezas dentales, dolor.
Tratamiento:  Desde curación simple hasta endodoncia. Lo ideal es preservar la pieza, por lo que la extracción suele ser último recurso.

2. ENFERMEDAD DE ENCÍAS

gingivitis1


Causas: Mala higiene dental.
Síntomas: Caries, mal aliento, sangrado, inflamación de las encías (gingivitis), destrucción de los tejidos de soporte de los dientes (periodontitis).
Tratamiento: La gingivitis es reversible. Con el debido tratamiento, las encías se recuperan. La periodontitis, por su parte, es crónica e irreversible. En estos casos, podría ser necesaria la cirugía.

untitled-1

3. MALOCLUSIÓN (‘MALA MORDIDA’)

Causas: Causas genéticas, malos hábitos en la niñez, respirar por la boca (a largo plazo).
Síntomas: Los dientes superiores e inferiores no encajan a la hora de la mordida.
Tratamiento: Uso de dispositivos para frenar y corregir la maloclusión, ortodoncia.

untitled-1-copy

4. HALITOSIS (MAL ALIENTO)


Causas: Mala higiene dental, otro tipo de patologías (el 10% de los casos).
Síntomas: La boca desprende mal olor.
Tratamiento: Tartrectomía (eliminación del sarro y la placa bacteriana), higiene dental rigurosa.

5. BRUXISMO (RECHINAR DE DIENTES)

Causas: Estrés, factores genéticos.
Síntomas: La persona aprieta los dientes involuntariamente, lo cual produce un sonido particular. Puede ocurrir durante el día, pero también en la noche (es lo más frecuente). Otros síntomas: dolor de cabeza, mandíbula, cuello y orejas.
Tratamiento: Terapias musculares, uso de férulas especiales.

Fuente: https://fundacioncreo.org.ar/

Publicado el

¿Hipoplasia del esmalte?

Es la alteración en la constitución del esmalte y conscuentemente de la dentina. Además puede ser un defecto del desarrollo de los tejidos duros del diente que ocurre antes de la erupción produciendo trastorno en la formación del esmalte.

Como causa de esta alteración comienzan los trastornos que afectan al  metabolismo  por tanto la formación del diente, sobre todo del esmalte tales como enfermedades febriles, deficiencias nutricionales, trastornos endocrinos, discrasias sanguíneas y sustancias tóxica.

Las alteraciones hipoplásticas varían desde manchas opacas hasta estrías o bandas profundas que provocan la discontinuidad de la superficie del esmalte. El tamaño de estas estrías depende de la duración del efecto nocivo al metabolismo. Se sabe que la calcificación intrauterina de la corona dentaria es hasta la mitad; si en este período hay una injuria capaz de afectar la calcificación, tendrá lugar una estría en el esmalte llamada línea neonatal. Cuando el defecto se presenta en un diente aislado se le da el nombre de diente de Tuner, que parece deberse a una causa local.

Otras patologías que alteran la constitución del esmalte:

-Fluorosis dental: Conocida también como esmalte moteado, es un trastorno de la calcificación del esmalte causado por un agente externo.  Esta alteración es provocada por cantidades elevadas de fluoruros durante la calcificación de los dientes permanentes; sobre todo en las aguas, la concentración de flúor no debe pasar de una parte por millón (1/m), pero esto depende del clima y de la zona geográfica.

Amelogénesis imperfecta: Es una alteración hereditaria del desarrollo del esmalte, que afecta tanto los dientes temporales como los permanentes. Se desconoce la causa que provoca pero la herencia tiene gran importancia, trasmitiéndose como factor hereditario dominante, no ligado al sexo. Se manifiesta como hipocalcificación o hipoplasia, lo que depende del tiempo de interferencia que haya habido en la formación del esmalte.

Fuente: https://fundacioncreo.org.ar/

Publicado el

10 Problemas Orales Frecuentes

Sabes que los buenos hábitos dentales pueden ayudar a prevenir problemas como la caries y la gingivitis, pero quizás no sepas qué aspecto tienen estas enfermedades o cómo pueden afectar tu boca. Usa esta guía visual para aprender más cosas sobre los problemas de salud dental más comunes, los síntomas a vigilar y los posibles tratamientos que hay disponibles. Nota: Este contenido sólo tiene propósitos informativos. Solamente un dentista, medico u otro profesional sanitario cualificado puede hacer un diagnóstico.

Herpes Labiales (Calenturas)

Cold Sore

Los herpes labiales son ampollas llenas de líquido que salen en los labios, debajo de la nariz o alrededor del mentón provocadas por un virus conocido como herpes simple tipo 1. Una vez que los tienes, es probable que vuelvas a tenerlos. Muy contagiosos, pueden ser pasados a otros desde que sientes los primeros síntomas (picazón, ardor u hormigueo cerca de la boca) hasta que se curan completamente. Los herpes labiales son rojos, amarillos o grises y se suelen curar en una o dos semanas por sí solos. Tu dentista puede recetarte medicamentos antivirales en los primeros días de un brote para acelerar la curación. Hay medicamentos sin receta que ayudan con el dolor, picazón y ardor que pueden causar.

Caries

Severe cavities

Uno de cada cuatro adultos tiene una caries, sin tratar, y según el CDC, casi todos los adultos tendrán una caries en algún momento. Podrías tener una caries si sufres dolor, la comida se queda atrapada en tu boca, sientes que el diente es irregular al tocarlo con la lengua o te haces daño al comer algo frío o dulce. Dependiendo de su gravedad, las caries pueden tratarse con fillings, empastes, coronas o endodoncias. Si el daño es demasiado extenso o ha dañado el nervio, puede que haya que sacar el diente. Para aminorar tu riesgo de caries, cepíllate dos veces al día, usa seda dental a diario, bebe agua fluorada, usa crema dental con flúor, aléjate de alimentos y bebidas azucarados y visita a tu dentista regularmente.

Dientes Rotos

Chipped tooth

Si masticas muchos alimentos duros como frutos secos o cubitos de hielo,, te rechinan los dientes o tienes una perforación en la boca, el riesgo de romperte un diente es mayor. Puede que sientas dolor, dependiendo de cuanto diente hayas perdido. También puede que sientas un borde irregular al pasar la lengua por encima.

Si esto ocurre, ve a ver a tu dentista. Una rotura pequeña puede alisarse. Tu dentista puede usar un empaste del color de tu diente, a una funda o corona para darle forma a tu sonrisa después de una rotura mayor.

Rechinar de Dientes

Tooth grinding

Es más probable que el rechinar de dientes (bruxismo) ocurra cuando duermes, aunque puede suceder en cualquier momento del día si estás estresado, tienes un empaste o corona nuevos más altos que el resto de los dientes o tu mordida es anormal. Después de un tiempo, la superficie de tus dientes se gastará. Podrías sufrir dolor de dientes, dolor de cabeza o de oídos leve, y dolor en la mandíbula (articulación temporomandibular). Tus dientes podrían verse más amarillos por el desgaste de la capa exterior blanca.

Un protector bucal hecho a medida por un dentista puede proteger tus dientes cuando duermes y corregir problemas al morder. Si el estrés es la causa, encuentra una manera de relajarte. Meditar, la terapia y el ejercicio pueden reducir el estrés y la ansiedad (y las probabilidades de que rechinen tus dientes).

Gingivitis

Bleeding gums, gingivitis

La gingivitis es el estadio temprano de la enfermedad de las encías, una infección de tejidos alrededor de los dientes causada por placa dental. Si tienes gingivitis, tus encías podrían enrojecerse, inflamarse y sangrar fácilmente. También podrías tener mal aliento. Ya que no suele doler, podrías no saber que la padeces.

Es más probable que desarrolles la enfermedad de las encías si te saltas el cepillado y la seda dental, usas tabaco, tienes los dientes torcidos y difíciles de limpiar, estás embarazada, tienes diabetes o tomas ciertos medicamentos. En sus estadios tempranos, esta enfermedad es reversible y tus encías pueden volver a estar sanas con la limpieza profesional de un dentista, junto al cepillado y uso de seda dental diarios.

Periodontitis

Periodontitis

La periodontitis es la forma avanzada de la enfermedad de las encías,una causa importante de pérdida de dientes en adultos. Según CDC, casi la mitad de adultos la sufren en Estados Unidos. Esta enfermedad es reversible en sus estadios tempranos, pero el daño es permanente si no se trata. Aunque no sepas que la tienes, puedes desarrollar abscesos que son dolorosos. Los síntomas incluyen sangrado, encías hinchadas mal aliento o mal olor persistentes, pérdida de dientes permanentes y cambios en la mordida. Tus dientes parecerán más largos al retroceder encías y huesos. Existen varios tratamientos, incluyendo limpiezas profundas conocidas como escalado y alisado radicular. Habla con tu dentista para saber qué es mejor para ti.

Candidiasis

Thrush

La candidiasis es una infección de hongos que se ve como una película blanca en la boca. Es más probable que desarrolles candidiasis si tienes una enfermedad que afecta tu sistema inmunitario. Esto incluye VIH/SIDA o cáncer, a, así como personas que usan esteroides para controlar el asma. Las personas con diabetes sin tratar o no controlada también son susceptibles porque el azúcar en la saliva estimula el crecimiento de hongos. Es común en personas que usan dentaduras. Si tienes algún síntoma, visita al dentista. Tras raspar y confirmar que tienes candidiasis, te recetará medicamentos para que desaparezca.

Dientes Oscurecidos

Darkened tooth

Hay dos razones por las que los dientes cambian de color tras un trauma: es para tratar de proteger el nervio o porque se están muriendo. Si está protegiendo el nervio, tu diente puede parecer un poco más oscuro que los dientes próximos. Si cambia de color como una magulladura (de rosado a gris), significa que probablemente tu diente está muerto. Puede que necesites una endodoncia, generalmente seguida de una corona. En algunos casos es necesario sacar el diente. Si es un diente de leche, puedes dejarlo en paz hasta que se caiga.

Llagas Bucales

Canker sore

Las llagas o aftas son pequeñas úlceras blancas o grises de borde rojo que salen en labios, parte trasera de la garganta o bajo la lengua. Su causa se desconoce pero se piensa que problemas inmunológicos, bacterias o virus podrían tener algún papel en su aparición. Son más comunes en mujeres.

Las llagas bucales no son contagiosas y generalmente sanan por sí solas tras una o dos semanas. Pomadas sin receta médica y enjuagues bucales podrían ofrecer alivio temporal. Hasta que se curen, aléjate de los alimentos calientes, picantes o ácidos ya que podrían irritarte la llaga.

Cáncer

Oral cancer

Cada año son diagnosticados aproximadamente 40.000 nuevos casos de cáncer oral y cánceres de garganta, amígdalas y parte trasera de la lengua. El uso de tabaco, abuso de alcohol y VPH aumentan el riesgo de desarrollar estos cánceres. Los hombres tienen dos veces más riesgo de padecer cáncer oral que las mujeres. Durante los chequeos regulares, tu dentista examinará tu boca buscando síntomas como parches rojos o blancos, llagas que no sanan y puntos rugosos, escamosos. Si encuentra algo sospechoso, pedirá pruebas adicionales o te referirá a un especialista. La imagen de arriba es solo un ejemplo de cómo es el cáncer oral.

Fuente: https://www.mouthhealthy.org/

Publicado el

Las caries del biberón

Las denominadas “caries del biberón”, que afectan a los niños más pequeños, son un trastorno grave que puede llegar a destruir los dientes de su hijo. Afortunadamente, se pueden prevenir.

¿Qué causa las caries del biberón?

  • Dejar que el niño se quede dormido con el biberón en la boca. Cuando su bebé duerme, los líquidos que contienen azúcar permanecen en la boca y esto puede provocarle caries. Tanto la leche de pecho como la maternizada contienen azúcar.
  • Dar el pecho de forma prolongada o dejar que el bebé se quede dormido mientras toma el pecho.
  • Dejar que el niño vaya por ahí con el biberón.

Ponga a su hijo a dormir sin biberón…

Sí, su hijo puede aprender a dormirse sin biberón. Pruebe a seguir estos consejos:

  • Deje que su hijo se lleve a la cama un objeto familiar, como una mantita, un oso de peluche, una muñeca o su juguete preferido.
  • Cántele suavemente o póngale una música relajante.
  • Duérmalo en brazos o acúnelo.
  • Dele un masaje en la espalda para ayudarle a relajarse.
  • Léale un cuento.

¿Qué consecuencias tienen las caries del biberón?

  • Caída de los dientes
  • Problemas auditivos y de lenguaje
  • Dientes permanentes torcidos
  • Dolor intenso
  • Baja autoestima
  • Caries

¿Cómo puedo prevenir las caries del biberón?

  • Acostúmbrese a acostar a su hijo sin biberón.
  • No acueste nunca al bebé con un biberón de leche maternizada, leche, zumo, agua con azúcar o refresco. Si su bebé no es capaz de dormir sin biberón, lléneselo con agua.
  • No deje que su hijo ande por ahí con el biberón.
  • Empiece a enseñar a su hijo a beber en vaso con 6-12 meses. Cuando cumpla el año, sustituya el biberón por un vaso infantil.
  • Acuda a su médico o dentista para comprobar que su hijo toma bastante flúor en su dieta diaria.

De usted depende que su hijo tenga unos dientes sanos y una sonrisa brillante.

Publicado el

Caída del empaste dental: Qué hacer

¿Se está preguntando qué puede hacer si se le cae el empaste? A muchos de nosotros nos ha ocurrido: está comiendo y empieza a sentir ese extraño objeto en la boca… ¿Es algo en la comida o se me ha caído el empaste? El primer paso es llamar al dentista. En la consulta, decidirá qué tratamiento es necesario.

Prevención

Se recomienda un cuidado dental frecuente para detectar potenciales problemas con los empastes. El dentista puede identificar bordes abiertos o un desgaste irregular antes incluso de que usted pueda pensar que hay un problema. En las visitas dentales le ofrecerán indicaciones sobre la correcta higiene bucodental para controlar la placa bacteriana, una de las causas principales de caries. La placa que se forma alrededor del borde de un empaste puede comprometer la restauración. Sin un cuidado periódico, se podría encontrar de repente en la situación de preguntarse qué hacer si el empaste se cae.

Las restauraciones o los empastes tienen todos un límite y terminarán por causar problemas y necesitar una sustitución. Según la Dentaly, hay muchos factores que contribuyen a que el empaste se astille o rompa. Puede atribuirse al desgaste del diente causado al rechinar o apretar los dientes, o a la entrada de bacterias en los bordes de los empastes, que provocan la aparición de caries, o al simple hecho de que necesita una sustitución. Sea como fuere, si no se trata, un empaste perdido o astillado podría conllevar tener que utilizar una endodoncia, además de la posible pérdida del diente.

Qué esperar de la consulta

No tiene por qué cundir el pánico ante la caída del empaste. Todas las consultas dentales dispondrán de un horario de urgencia, además del habitual, para las pérdidas de empaste u otros problemas dentales; por lo que será atendido el mismo día de la llamada. Si necesita atención el fin de semana, la consulta dispondrá de un contacto para llamar en caso de emergencia. Cuando esté en la consulta dental, el dentista revisará su historial médico y le interrogarán sobre sus preocupaciones y síntomas. Se someterá a unos rayos X que el dentista examinará, junto al diente, para determinar el mejor tratamiento. Si el diente puede restaurarse con otro empaste, el dentista le explicará los diferentes materiales disponibles. Asimismo, podrá derivarle a otro profesional bucodental, en cuyo caso, se encargará de guiarle durante el proceso. A veces, el diente podría necesitar una endodoncia y una corona o tapa para su completa restauración. No suele ser habitual la extracción del diente a causa de la pérdida del empaste.

Opciones para el empaste

Si el diente puede restaurarse, su ubicación determinará el tipo de restauración. Si se trata de un molar o de un premolar, puede optar por un empaste de amalgama (plata) o por composite y ionómero de vidrio (del color del diente). Si se trata de un diente delantero (incisivo o canino), la mejor opción estética es un empaste de ionómero de vidrio y composite. Los dientes posteriores experimentan la mayor fuerza al masticar y el empaste de amalgama es casi siempre el material más fuerte y el que más durará. Muchos dentistas, sin embargo, aplicarán exclusivamente restauraciones de color si lo desea el paciente.

En caso de haber perdido gran parte del diente y de que la proporción de la estructura del diente para la restauración así lo indique, la corona o tapa serán su mejor opción. En el caso de la corona, si el dentista tiene tiempo, puede colocar una corona temporal o un empaste sedante para proteger el diente. La preparación, impresión y colocación de la corona permanente se llevará a cabo en las siguientes visitas.

En contadas ocasiones, cuando el empaste se cae, revelará una cavidad o apertura profundas del nervio del diente. En este caso, la única opción es que colocar la corona después de la endodoncia. En casos muy poco frecuentes, la única opción será la extracción, debida a la gravedad de la pérdida de un empaste o a la fracturación de un diente. Si esto ocurriese, el dentista presentará un plan de tratamiento para sustituir el diente. Las opciones pueden ser un puente fijo o extraíble o un implante dental.

¿Qué hacer en caso de que el empaste se caiga o si se rompe el diente? No entre en pánico, contacte de inmediato con su dentista. La decisión sobre el mejor tratamiento tendrá lugar después de un examen completo del diente y de una consulta. No buscar asistencia inmediatamente podría ocasionar dolor, incomododidad e incluso la pérdida del diente.

Publicado el

Prevenir el herpes bucal en el futuro

El herpes bucal, también conocido como aftas o «fiebre», consiste en un grupo de ampollas dolorosas que se desarrollan en los labios o a su alrededor. Estas ampollas son frecuentes y desaparecen por sí solas, pero si tiene que asistir a un evento importante —por ejemplo, una boda o una entrevista laboral— tal vez se pregunte cómo puede curar el herpes labial rápidamente. Aquí se lo contamos:

1. Apósito frío

Para favorecer que el brote de herpes labial se cure pronto, pruebe a aplicar un paño fresco y húmedo sobre las ampollas. De este modo, el enrojecimiento y las costras serán menores y sanarán más rápidamente, como expone la Sociedad Española de Medicina de Familia y Comunitaria.

Si nota que la fiebre bucal está a punto de hacer acto de aparición, pero aún no es visible, Antena 3 recomienda aplicar hielo en la zona afectada. Este método puede reducir el tamaño del herpes labial y, si llega a manifestarse, puede curarse a mayor velocidad. Por otra parte, mantener la llaga hidratada lamiendo hielo puede evitar que se seque, se agriete y dé lugar a una infección secundaria.

2. Pomadas para el herpes labial

Las pomadas para el herpes labial se dispensan sin receta en las farmacias y, si se aplican con frecuencia, pueden reducir la duración de un brote de fiebre bucal. Este proceso puede acortar la erupción unas horas o incluso un día, por lo que merece la pena intentarlo cuando se trata de recuperar el mejor aspecto a toda prisa. Recuerde seguir atentamente las instrucciones del prospecto del producto elegido para obtener los mejores resultados.

3. Medicación con receta

Pueden utilizarse fármacos antivíricos para agilizar la curación del herpes labial y acelerar su evolución natural. Estos fármacos, que incluyen el aciclovir, el famciclovir y el valaciclovir, requieren una receta del dentista o médico de atención primaria.

Estos medicamentos son más eficaces si se toman antes de que aparezcan las ampollas. Cuando note que va a brotar un herpes labial —hormigueo, ardor, hinchazón y enrojecimiento en la zona—, los fármacos pueden facilitar su cura o incluso evitar que llegue a manifestarse.

Prevenir el herpes bucal en el futuro

El virus que provoca el herpes labial está presente en el organismo de por vida, pero se pueden tomar medidas para prevenir los brotes. Una vez que el herpes remita, es importante renovar el cepillo de dientes. El virus que generó el herpes labial puede vivir en el cepillo durante días y, si sigue cepillándose los dientes con este cepillo contaminado, el labio podría volver a infectarse. Para evitar una repetición acelerada del brote, deseche el cepillo usado.

Si el herpes labial reaparece con frecuencia, el dentista puede pautar un medicamento antivírico de forma periódica para prevenir los brotes. También puede aconsejarle que evite los factores que desencadenan los brotes, como el estrés o la exposición solar.

Cuando se aproxima un evento social o laboral relevante, es importante saber curar el herpes labial rápidamente.

Publicado el

Sedación y Anestesia en el dentista

Si debe someterse a una intervención dental próximamente, puede que esté algo asustado; es normal.

Es importante que sepa que no sufre la ansiedad en solitario y que hay técnicas disponibles para ayudarle a gestionar la fobia dental, incluida la sedación y la anestesia. Obtenga más información sobre las diferencias entre la sedación y la anestesia y sobre por qué su dentista le recomendará una de las dos para su siguiente intervención dental.

Sedación frente a anestesia dental

Tanto la sedación como la anestesia general se utilizan para ayudar a los pacientes durante los tratamientos dentales. Reducen la ansiedad, previenen el dolor y garantizan una intervención segura. Ambas pueden hacerle sentir somnoliento, reducir su coordinación y afectar a su habilidad para recordar la intervención, razón por la cual debe siempre estar acompañado en la consulta dental si se encuentra bajo sedación o anestesia. A pesar de estas similitudes, la sedación y la anestesia no son iguales.

Bajo el efecto de la sedación, se sentirá relajado y puede que caiga en un ligero sueño. Su dentista suele referirse a ello como una sedación consciente, porque se encuentra despierto, pero en un estado de alerta bajo. Probablemente, podrá mantener la respiración y responder a señales físicas o verbales. Este método de sedación se suministra a través de una máscara facial utilizando óxido nitroso, también conocido como el gas de la risa, o puede administrarse en forma de pastilla oral o mediante inyección.

En cuanto a la anestesia general, los pacientes están completamante dormidos durante la intervención y no recordarán el tratamiento después. Como se indica en Dentaly, los profesionales cualificados administrarán anestesia general por vía intravenosa, y los pacientes a menudo requieren asistencia con su respiración. Normalmente, esta intervención tiene lugar en un centro quirúrgico, un hospital o una consulta dental debidamente equipada con anestesistas formados.

Quién puede recibir sedación y anestesia

Antes de elegir entre sedación y anestesia, su dentista le explicará sus opciones y le hará una recomendación. En la odontología para adultos, su dentista le recomendará estas opciones si necesita una extracción de las muelas del juicio. El tratamiento con implante dental suele conllevar sedación o anestesia.

La sedación consciente resulta apropiada para pacientes con fobia dental, pacientes con una afección médica agravada por el estrés, como el asma o la epilepsia, o cualquier paciente que deba someterse a una intervención larga. Asimismo, los pacientes con discapacidad mental y los niños mayores de un año pueden recibir una sedación consciente, así como cualquier paciente que no se vea afectado por la anestesia local, que se utiliza para anestesiar una zona específica de la boca.

La anestesia general puede resultar útil para pacientes con necesidades especiales, como discapacidades mentales o físicas. Tanto la sedación como la anestesia general pueden ayudar a cualquier paciente con reflejo faríngeo o dificultades para abrir la boca.

Riegos asociados

La sedación y la anestesia se consideran seguras, pero, como cualquier intervención médica, entrañan algunos riesgos.

Según un artículo, la sedación consciente podría suponer un riesgo en niños con amígdalas grandes, ya que los hace más vulnerables a las obstrucciones respiratorias. Asimismo, los pacientes podrán experimentar arritmias o pérdida de consciencia y pasar a un nivel de sedación más profundo durante la intervención. Las personas de mayor edad o quienes vayan a someterse a intervenciones más complicadas podrían experimentar apoplejías o ataques al corazón bajo la anestesia general, pero estas complicaciones son poco frecuentes.

Su equipo dental está formado para monitorizar sus constantes vitales y permanecer atento a sus necesidades durante la intervención, pero será de ayuda si les proporciona un historial médico completo. Además, su dentista le indicará que debe limitar el consumo de comidas o bebidas varias horas antes de la intervención, para reducir los riesgos. Tanto si le recomiendan sedación como anestesia general, asegúrese de plantear a su dentista cualquier pregunta que pueda tener antes de la operación, y tenga por seguro que su seguridad será su prioridad.

Fuente: www.colgate.es

Publicado el

¿Qué son las prótesis dentales flexibles?

Perder los dientes debido a una enfermedad o a una lesión no significa que tenga que decir adiós a una sonrisa atractiva. Las prótesis y los implantes dentales son dos opciones para sustituir los dientes perdidos, aunque el dentista también podría recomendarle prótesis flexibles. Realizadas con un material más blando que las prótesis habituales, estas prótesis especializadas podrían ser la mejor opción para usted.

¿De qué están hechas las prótesis?

Para la fabricación de prótesis se utilizan combinaciones de porcelana, resina acrílica, nailon y metal de cromocobalto. La porcelana solía ser el material preferido para fabricar prótesis dentales, pero la resina ha crecido en popularidad gracias a que es más ligera y barata, y a que el material se fija mejor a la base de la prótesis.

La mayoría de las bases de prótesis se fabrican con resina acrílica o metal de cromocobalto. Una de las ventajas de la resina acrílica es que puede teñirse para adaptarse a las encías del paciente, pero el metal es menos propenso a roturas si las prótesis se caen. Una tercera opción consistiría en una base elaborada con nailon.

Problemas con las prótesis habituales

Las prótesis flexibles ayudan a prevenir muchos de los problemas que causan las prótesis habituales. Acostumbrarse a las prótesis con base rígida de resina o metal puede requerir algo de tiempo. Además de acostumbrarse a la sensación de las prótesis, el paciente tiene que aprender cómo mantenerlas en su sitio con las mejillas y la lengua. Las nuevas prótesis a menudo causan irritación y dolor los primeros días, y los pacientes deben aprender a limpiarlas con cuidado y evitar las roturas.

Ventajas de las prótesis flexibles

Las prótesis flexibles proporcionan una solución para los pacientes que no pueden o no quieren utilizar las prótesis habituales. La ventaja más clara es que no son frágiles, de modo que son menos propensas a las roturas en caso de caída. Dentaly enumera otras ventajas:

  • Se adhieren a las encías y no requieren adhesivos para prótesis o cierres metálicos para mantenerlas en su sitio.
  • El material es transparente y permite mostrar el color natural de la encía.
  • No necesitan tanto tiempo de fabricación como las habituales.

Dentaly menciona más ventajas de estas prótesis especializadas. La comodidad es la mayor ventaja y los pacientes a menudo consideran que masticar es más fácil que utilizar las prótesis habituales. Algunos pacientes son alérgicos a la resina acrílica, el níquel u otros materiales de las prótesis tradicionales, y algunos tienen dificultades para abrir ampliamente la boca. Para estos pacientes, la variedad flexible será el único tipo que podrán utilizar. Los dentistas también podrían recomendarlas a los pacientes que han perdido algún diente hace tiempo.

Desventajas de las prótesis flexibles

Aunque las prótesis con bases blandas no suelen romperse cuando se caen, los pacientes deben limpiarlas con cuidado. La base flexible es más propensa a la acumulación de bacterias que las bases rígidas. Extraiga la prótesis a diario y cepíllela por completo con un cepillo de dientes y agua caliente para conservarlas frescas y enjuáguese con un enjuague bucal que ayude a prevenir la gingivitis. Cepille cualquier diente dos veces al día y utilice hilo dental una vez al día.

Las prótesis flexibles son una de las muchas opciones disponibles para sustituir los dientes originales de forma eficaz. Si piensa que podrían ser la opción adecuada para usted, consulte a su dentista.

Fuente: www.colgate.es

Publicado el

Consejos importantes para la cicatrización tras la extracción de las muelas del juicio

Si el dentista le ha recomendado extraer las muelas del juicio, no se asuste; la extracción de la muela del juicio no le hará perder el juicio. Sin embargo, cuando los terceros molares empezar a afectar negativamente a la salud bucal, la decisión más inteligente es extraerlos. Para que no haya problemas, es recomendable seguir todas las instrucciones sobre cuidados posteriores para conseguir la cicatrización adecuada y prevenir cualquier complicación.

Por qué es importante el cuidado posterior

Los dentistas extraen las muelas del juicio a más españoles cada año, según Infosalus. A pesar de que puedan producirse sangrados temporales, molestias, hinchazón o hematomas tras la intervención, la mayoría de los pacientes se recuperan rápidamente. Sin embargo, debe saber que la alveolitis seca es la complicación quirúrgica prevenible más frecuente.

La alveolitis seca aparece cuando el coágulo de sangre recién formado en la cavidad se desplaza o disuelve, dejando al descubierto el hueso y las terminaciones nerviosas. Además del dolor intenso, los síntomas de la alveolitis seca, según la Revista Española de Cirugía Oral y Maxilofacial, son mal aliento y un sabor desagradable en la boca, visibilidad del hueso en el alveolo, inflamación de los ganglios linfáticos en el cuello y fiebre ligera.

Para prevenir posibles problemas tras la extracción de las muelas del juicio, a continuación encontrará recomendaciones para la cicatrización posterior:

Hinchazón

Aplique compresas de hielo en la parte externa de la boca de forma intermitente (20 minutos de uso, 20 minutos de descanso) durante un máximo de dos días para minimizar la hinchazón, los hematomas o cualquier otra molestia. Si la muela estaba infectada antes de la extracción, el dentista puede indicarle que use compresas tibias y húmedas en vez de hielo.

Sangrado

Es normal que se produzca un ligero sangrado, por lo que debe mantener una gasa sobre el lugar de la extracción durante unos 30 minutos tras la extracción. Si se produce una hemorragia mayor, según el Consejo Oficial de Dentistas de Santa Cruz de Tenerife, muerda una gasa o presione con los dedos sobre ella durante 30 minutos antes de retirarla. Otra opción es usar una bolsita de té humedecida durante el mismo tiempo. El ácido tánico presente en el té contrae los vasos sangrantes y favorece la coagulación.

Cuidado bucodental

No coma, beba ni hable mucho durante las primeras dos horas siguientes a la cirugía y planee descansar durante el resto del día. Para evitar que se desprenda el coágulo de sangre, no se enjuague con demasiado vigor ni use pajitas para beber. Además, evite practicar ejercicios rigurosos durante unos días, así como fumar o escupir en exceso el día de la intervención o mientras dure el sangrado. Pasadas 12 horas, puede utiliza suavemente un enjuague bucal diluido. Cepíllese cuidadosamente los dientes la noche de la intervención, pero evite la zona quirúrgica lo mejor que pueda.

Dieta

Cuando cese el sangrado, beba mucho líquido tibio o frío para mantenerse hidratado. Coma según su horario habitual, como recomienda Veritas, pero empiece tomando líquidos claros y alimentos blandos. Los budines, gelatinas, huevos, purés y papillas de cereales son buenas opciones, al igual que las verduras, carnes y frutas triturados con una batidora. Para evitar que se desprenda el coágulo, se recomienda evitar el consumo de bebidas carbonatadas y de alimentos tales como palomitas de maíz, cacahuetes y pasta, que pueden dejar partículas en el alveolo.

Medicación

Tome los analgésicos y antibióticos recetados para combatir la infección exactamente como le indique el dentista. Recuerde que, si toma narcóticos para reducir el dolor, se le solicitará que no conduzca ni opere con maquinaria y que evite las bebidas alcohólicas.

Cuándo llamar al dentista

Todo dolor o hinchazón debería ir mejorando día a día. No obstante, llame al dentista si experimenta alguno de los siguientes síntomas:

  • Hinchazón que empeora en lugar de mejorar.
  • Sangrado excesivo que no disminuye al aplicar presión.
  • Dolor intenso y punzante pasados ya tres o cuatro días.
  • Fiebre alta que no remite.

Tanto si le extraen una sola muela del juicio como las cuatro, recuerde que el dentista sabe qué pasos deben seguirse para que el procedimiento no conlleve complicaciones: escúchele atentamente.

Fuente: www.colgate.es