Publicado el

Qué hacer en una emergencia bucal

Dolor, hinchazón o ardor. Los problemas bucales a menudo suelen ser muy molestos. Para evitar que se agraven, resulta fundamental saber cómo reaccionar en las emergencias orales.

Según Sibele Penha Sarti, profesora del Servicio de Urgencia Dental de la Facultad de Odontología de la Universidad de San Paulo, en Brasil, cualquier situación atípica en la boca debe ser examinada y tratada por un especialista, pero algunos trucos sencillos aminoran el dolor y curan o previenen accidentes.

Diente roto por un choque Cuando se rompe sólo una parte del diente, la recomendación es sumergir el fragmento en una solución salina, en leche, o (en el último caso) en agua filtrada y buscar un dentista. Si se rompe el diente por completo (con raíz), el tiempo será determinante para resolver el problema. En este caso, el diente debe ser sumergido en el líquido del mismo ejemplo anterior y se debe buscar inmediatamente un dentista, porque es más probable que el re-implante  tenga éxito si es hecho en hasta una hora después del accidente. Cuanto más tardes en acudir al dentista menor será la posibilidad de recuperarlo.

Lengua o labio mordido La boca tiene muchos vasos sanguíneos y por eso la mordida en la lengua o en el labio causan el sangrado. En estos casos, es recomendable poner una gasa o algodón en la zona magullada durante 10 minutos. Evitar escupir es importante para que no se mueva la región. Además, se recomienda comer alimentos fríos y blandos durante los próximos días y un cepillado dental reforzado para evitar cualquier contaminación en esa parte.

Boca quemada No hay mucho que hacer cuando se quema la boca. Es necesario esperar para la regeneración del tejido, que suele tomar una semana.

Herpes frecuente Hay algunos factores que pueden desencadenar la manifestación de este virus como la exposición a la luz solar, el estrés y el frío. Al tener herpes, es esencial evitar la manipulación de la región (como rascarse, por ejemplo). Hay cremas y ungüentos especialmente para este tipo de problema. El odontólogo puede prescribir.

Afta Las aftas necesitan una atención especial. Ulceraciones aftosas no tienen una causa definida, pero ciertos factores pueden desencadenar su aparición como alimentos ácidos y el estrés. Si este es el caso, identifica el alimento que te está causando el problema y evítalo.
Las personas tienen el hábito de pensar que cualquier cambio en el revestimiento de la boca es un afta, cuando en realidad no es así. Por ejemplo, las úlceras que no se resuelven en dos semanas deben ser examinadas por un profesional. Las lesiones de cáncer oral pueden empezar como una pequeña úlcera indolora.

Irritación y rajaduras La exposición prolongada al sol y al frío puede causar estas grietas y erupciones cutáneas. Para evitarlas, el paciente debe mantener hidratada la región (por ejemplo, usar manteca de cacao). Las personas que pasan mucho tiempo expuestas al sol deben usar protector solar labial.

Fuente: https://fundacioncreo.org.ar/

Publicado el

10 Problemas Orales Frecuentes

Sabes que los buenos hábitos dentales pueden ayudar a prevenir problemas como la caries y la gingivitis, pero quizás no sepas qué aspecto tienen estas enfermedades o cómo pueden afectar tu boca. Usa esta guía visual para aprender más cosas sobre los problemas de salud dental más comunes, los síntomas a vigilar y los posibles tratamientos que hay disponibles. Nota: Este contenido sólo tiene propósitos informativos. Solamente un dentista, medico u otro profesional sanitario cualificado puede hacer un diagnóstico.

Herpes Labiales (Calenturas)

Cold Sore

Los herpes labiales son ampollas llenas de líquido que salen en los labios, debajo de la nariz o alrededor del mentón provocadas por un virus conocido como herpes simple tipo 1. Una vez que los tienes, es probable que vuelvas a tenerlos. Muy contagiosos, pueden ser pasados a otros desde que sientes los primeros síntomas (picazón, ardor u hormigueo cerca de la boca) hasta que se curan completamente. Los herpes labiales son rojos, amarillos o grises y se suelen curar en una o dos semanas por sí solos. Tu dentista puede recetarte medicamentos antivirales en los primeros días de un brote para acelerar la curación. Hay medicamentos sin receta que ayudan con el dolor, picazón y ardor que pueden causar.

Caries

Severe cavities

Uno de cada cuatro adultos tiene una caries, sin tratar, y según el CDC, casi todos los adultos tendrán una caries en algún momento. Podrías tener una caries si sufres dolor, la comida se queda atrapada en tu boca, sientes que el diente es irregular al tocarlo con la lengua o te haces daño al comer algo frío o dulce. Dependiendo de su gravedad, las caries pueden tratarse con fillings, empastes, coronas o endodoncias. Si el daño es demasiado extenso o ha dañado el nervio, puede que haya que sacar el diente. Para aminorar tu riesgo de caries, cepíllate dos veces al día, usa seda dental a diario, bebe agua fluorada, usa crema dental con flúor, aléjate de alimentos y bebidas azucarados y visita a tu dentista regularmente.

Dientes Rotos

Chipped tooth

Si masticas muchos alimentos duros como frutos secos o cubitos de hielo,, te rechinan los dientes o tienes una perforación en la boca, el riesgo de romperte un diente es mayor. Puede que sientas dolor, dependiendo de cuanto diente hayas perdido. También puede que sientas un borde irregular al pasar la lengua por encima.

Si esto ocurre, ve a ver a tu dentista. Una rotura pequeña puede alisarse. Tu dentista puede usar un empaste del color de tu diente, a una funda o corona para darle forma a tu sonrisa después de una rotura mayor.

Rechinar de Dientes

Tooth grinding

Es más probable que el rechinar de dientes (bruxismo) ocurra cuando duermes, aunque puede suceder en cualquier momento del día si estás estresado, tienes un empaste o corona nuevos más altos que el resto de los dientes o tu mordida es anormal. Después de un tiempo, la superficie de tus dientes se gastará. Podrías sufrir dolor de dientes, dolor de cabeza o de oídos leve, y dolor en la mandíbula (articulación temporomandibular). Tus dientes podrían verse más amarillos por el desgaste de la capa exterior blanca.

Un protector bucal hecho a medida por un dentista puede proteger tus dientes cuando duermes y corregir problemas al morder. Si el estrés es la causa, encuentra una manera de relajarte. Meditar, la terapia y el ejercicio pueden reducir el estrés y la ansiedad (y las probabilidades de que rechinen tus dientes).

Gingivitis

Bleeding gums, gingivitis

La gingivitis es el estadio temprano de la enfermedad de las encías, una infección de tejidos alrededor de los dientes causada por placa dental. Si tienes gingivitis, tus encías podrían enrojecerse, inflamarse y sangrar fácilmente. También podrías tener mal aliento. Ya que no suele doler, podrías no saber que la padeces.

Es más probable que desarrolles la enfermedad de las encías si te saltas el cepillado y la seda dental, usas tabaco, tienes los dientes torcidos y difíciles de limpiar, estás embarazada, tienes diabetes o tomas ciertos medicamentos. En sus estadios tempranos, esta enfermedad es reversible y tus encías pueden volver a estar sanas con la limpieza profesional de un dentista, junto al cepillado y uso de seda dental diarios.

Periodontitis

Periodontitis

La periodontitis es la forma avanzada de la enfermedad de las encías,una causa importante de pérdida de dientes en adultos. Según CDC, casi la mitad de adultos la sufren en Estados Unidos. Esta enfermedad es reversible en sus estadios tempranos, pero el daño es permanente si no se trata. Aunque no sepas que la tienes, puedes desarrollar abscesos que son dolorosos. Los síntomas incluyen sangrado, encías hinchadas mal aliento o mal olor persistentes, pérdida de dientes permanentes y cambios en la mordida. Tus dientes parecerán más largos al retroceder encías y huesos. Existen varios tratamientos, incluyendo limpiezas profundas conocidas como escalado y alisado radicular. Habla con tu dentista para saber qué es mejor para ti.

Candidiasis

Thrush

La candidiasis es una infección de hongos que se ve como una película blanca en la boca. Es más probable que desarrolles candidiasis si tienes una enfermedad que afecta tu sistema inmunitario. Esto incluye VIH/SIDA o cáncer, a, así como personas que usan esteroides para controlar el asma. Las personas con diabetes sin tratar o no controlada también son susceptibles porque el azúcar en la saliva estimula el crecimiento de hongos. Es común en personas que usan dentaduras. Si tienes algún síntoma, visita al dentista. Tras raspar y confirmar que tienes candidiasis, te recetará medicamentos para que desaparezca.

Dientes Oscurecidos

Darkened tooth

Hay dos razones por las que los dientes cambian de color tras un trauma: es para tratar de proteger el nervio o porque se están muriendo. Si está protegiendo el nervio, tu diente puede parecer un poco más oscuro que los dientes próximos. Si cambia de color como una magulladura (de rosado a gris), significa que probablemente tu diente está muerto. Puede que necesites una endodoncia, generalmente seguida de una corona. En algunos casos es necesario sacar el diente. Si es un diente de leche, puedes dejarlo en paz hasta que se caiga.

Llagas Bucales

Canker sore

Las llagas o aftas son pequeñas úlceras blancas o grises de borde rojo que salen en labios, parte trasera de la garganta o bajo la lengua. Su causa se desconoce pero se piensa que problemas inmunológicos, bacterias o virus podrían tener algún papel en su aparición. Son más comunes en mujeres.

Las llagas bucales no son contagiosas y generalmente sanan por sí solas tras una o dos semanas. Pomadas sin receta médica y enjuagues bucales podrían ofrecer alivio temporal. Hasta que se curen, aléjate de los alimentos calientes, picantes o ácidos ya que podrían irritarte la llaga.

Cáncer

Oral cancer

Cada año son diagnosticados aproximadamente 40.000 nuevos casos de cáncer oral y cánceres de garganta, amígdalas y parte trasera de la lengua. El uso de tabaco, abuso de alcohol y VPH aumentan el riesgo de desarrollar estos cánceres. Los hombres tienen dos veces más riesgo de padecer cáncer oral que las mujeres. Durante los chequeos regulares, tu dentista examinará tu boca buscando síntomas como parches rojos o blancos, llagas que no sanan y puntos rugosos, escamosos. Si encuentra algo sospechoso, pedirá pruebas adicionales o te referirá a un especialista. La imagen de arriba es solo un ejemplo de cómo es el cáncer oral.

Fuente: https://www.mouthhealthy.org/

Publicado el

Las caries del biberón

Las denominadas “caries del biberón”, que afectan a los niños más pequeños, son un trastorno grave que puede llegar a destruir los dientes de su hijo. Afortunadamente, se pueden prevenir.

¿Qué causa las caries del biberón?

  • Dejar que el niño se quede dormido con el biberón en la boca. Cuando su bebé duerme, los líquidos que contienen azúcar permanecen en la boca y esto puede provocarle caries. Tanto la leche de pecho como la maternizada contienen azúcar.
  • Dar el pecho de forma prolongada o dejar que el bebé se quede dormido mientras toma el pecho.
  • Dejar que el niño vaya por ahí con el biberón.

Ponga a su hijo a dormir sin biberón…

Sí, su hijo puede aprender a dormirse sin biberón. Pruebe a seguir estos consejos:

  • Deje que su hijo se lleve a la cama un objeto familiar, como una mantita, un oso de peluche, una muñeca o su juguete preferido.
  • Cántele suavemente o póngale una música relajante.
  • Duérmalo en brazos o acúnelo.
  • Dele un masaje en la espalda para ayudarle a relajarse.
  • Léale un cuento.

¿Qué consecuencias tienen las caries del biberón?

  • Caída de los dientes
  • Problemas auditivos y de lenguaje
  • Dientes permanentes torcidos
  • Dolor intenso
  • Baja autoestima
  • Caries

¿Cómo puedo prevenir las caries del biberón?

  • Acostúmbrese a acostar a su hijo sin biberón.
  • No acueste nunca al bebé con un biberón de leche maternizada, leche, zumo, agua con azúcar o refresco. Si su bebé no es capaz de dormir sin biberón, lléneselo con agua.
  • No deje que su hijo ande por ahí con el biberón.
  • Empiece a enseñar a su hijo a beber en vaso con 6-12 meses. Cuando cumpla el año, sustituya el biberón por un vaso infantil.
  • Acuda a su médico o dentista para comprobar que su hijo toma bastante flúor en su dieta diaria.

De usted depende que su hijo tenga unos dientes sanos y una sonrisa brillante.

Publicado el

Los dientes de leche podrían predecir el comportamiento futuro de tu hijo

Después de la alegría de su salida, los dientes de leche de los niños suelen ser ignorados, pues aún  no son los “reales”. Si eres de quienes sólo espera la llegada del ratón para deshacerse de ellos, te sorprenderá saber que podrían decirte más sobre el comportamiento (e incluso salud mental) futuro de tu hijo.

Esta curiosa idea viene de la mente de la investigadora del Hospital General de Massachusetts, Erin Dunn, quien la convirtió en objeto de estudio, convencida de que esos pequeños dientes podrían permitir adelantarse a problemas de salud mental en los niños.

Por suerte para la científica, 37 padres de California donaron un diente de leche de sus hijos de 6 años a un estudio que tenía el objetivo de monitorear su salud por 7 años, evaluando cómo evolucionaba el comportamiento de los pequeños durante este tiempo.

Sorprendentemente, se logró detectar relación entre ciertas características de los dientes con síntomas posteriores de problemas emocionales, de conducta y la incapacidad para prestar atención o escuchar a sus padres y maestros, esto tras realizar análisis de imagen de alta resolución para conocer el volumen de la pulpa y del esmalte.

Los resultados revelaron que un esmalte más fino correspondía a niños con mayores síntomas; asimismo, el volumen de la pulpa tenía relación con el nivel de problemas emocionales y de conducta. Para Dunn, es posible que las diferencias en el grosor del esmalte tengan que ver con aspectos como la nutrición y el estrés de la madre durante el embarazo o incluso el cómo el bebé experimentó su entorno, ya que según la científica, los incisivos (dientes que fueron estudiados), registran eventos que ocurren entre el embarazo y el primer año de vida, tiempo que tardan en formarse.

Aunque Dunn aún no tiene las respuestas concretas de qué registran los dientes y qué causa la diferencia en el esmalte y la pulpa, así como el cómo sucede, los avances en esta investigación abren una ventana de oportunidad para la prevención de las enfermedades mentales.

 
Los dientes de leche también importan

Más allá de si en un futuro ayudarán a los padres a prevenir problemas de comportamiento o salud mental de sus hijos, estos dientes tienen tanta importancia como los definitivos, por eso es importante cuidar de ellos y conocer algunos datos:

– Contienen células madre. Un estudio publicado en 2003, confirma que la pulpa contiene estas células, que son valoradas por su capacidad para regenerar tejidos de diversas partes del cuerpo. Para aprovecharlas, los dientes deben ser extraídos por un dentista y guardados en un banco de células madre.

– Son importantes para la pronunciación. Los dientes no sólo nos permiten comer, también hablar correctamente, pues gracias a ellos es posible pronunciar correctamente el sonido de letras como S, F, T o C.

– Las caries también los afectan. Y, según indican los especialistas, las caries en los dientes de leche aumentan la probabilidad de que se desarrollen también en los permanentes. Por eso no sólo es importante mantener una buena higiene, además asistir a revisión desde el primer año.

Cuidar de la higiene dental de tu hijo, es tan importante como estar pendiente de su salud mental, de esta forma, aunque sus dientes no te prevengan, podrás actuar en caso de notar signos de alerta.

FUENTE: https://www.salud180.com/maternidad-e-infancia/los-dientes-de-leche-podrian-predecir-el-comportamiento-futuro-de-tu-hijo

Publicado el

Un estudio sugiere que la combinación de la leche materna y la saliva de los bebés da forma a un microbioma oral saludable

(Fotografía: wong sze yuen / Shutterstock)

BRISBANE, Australia: Existe un gran debate sobre los pros y los contras de la lactancia materna y el biberón. Un equipo de investigación de la Universidad de Tecnología de Queensland (QUT), en colaboración con la Universidad de Queensland, ambas en Australia, descubrió que la lactancia materna, al menos en términos de la salud bucal del bebé, es beneficiosa.

De acuerdo con la autora principal, la Dra. Emma Sweeney, del Instituto de Salud e Innovación Biomédica en QUT, los estudios anteriores del equipo encontraron diferencias significativas en la prevalencia de bacterias clave en la boca de los bebés alimentados con leche materna y alimentados con fórmula y que las interacciones con la leche materna y la saliva aumentan inmunidad innata al actuar en sinergia para regular el microbioma oral de los recién nacidos.

Para el estudio reciente, una variedad de microorganismos fueron expuestos a mezclas de leche materna y saliva. Los resultados mostraron que el crecimiento inhibido de los microorganismos tuvo lugar inmediatamente y hasta por un día, independientemente de si los microorganismos se consideraron patógenos o comensales en la boca de un bebé.

“Nuestros hallazgos sugieren que la leche materna es más que una simple fuente de nutrición para los bebés porque juega un papel importante en la formación de un microbioma oral saludable”, dijo Sweeney. “Nuestra investigación anterior encontró que la interacción de la saliva neonatal y la leche materna libera compuestos antibacterianos, incluido el peróxido de hidrógeno. La liberación de este compuesto químico también activa el sistema de lactoperoxidasa, que produce compuestos adicionales que también tienen actividad antibacteriana, y estos compuestos son capaces de regular el crecimiento de microorganismos “, agregó.

Según el equipo de investigación, la composición de la microbiota bucal de un bebé tiene un papel importante en su salud y bienestar, y también tiene un impacto en las infecciones y enfermedades en la vida temprana de los bebés.

El estudio, titulado “El efecto de las combinaciones de leche materna y saliva en el crecimiento in vitro de microorganismos orales patógenos y comensales”, se publicó en línea en Informes científicos el 11 de octubre de 2018.

FUENTE: https://ap.dental-tribune.com/news/combination-of-breast-milk-and-babies-saliva-shapes-healthy-oral-microbiome-study-suggests/

Publicado el

¿Qué comer después de la extracción de una muela?

La extracción de un diente es la última opción que manejará cualquier dentista, pero cuando ya no hay nada que hacer, será mejor actuar.

Para la pronta recuperación y la menor molestia posible en la boca, el odontólogo hace recomendaciones, que además evitarán infecciones. Hay que hacerle todas las preguntas posibles.

Si te sometiste a la extracción de una muela u otra pieza dental, debes saber qué alimentos son los más recomendados para comer cuando tengas hambre, porque no puede morir de inanición.

Los alimentos fríos te ayudan a desinflamar los tejidos y a tener un proceso rápido de recuperación, siendo recomendados durante las primeras 24 horas después de la extracción. Algunas de las opciones son el smoothie de mango, raspado de grosella, frappuccino, helado de cajeta y la nieve de limón.

Estas bebidas es mejor consumirlas sin pajilla, porque la succión puede eliminar los coágulos que ayudan a la curación. Es mejor usar una cuchara.

Los purés de frutas y verduras son excelentes para comer después de la extracción de una muela. Son ricos en vitaminas, antioxidantes y minerales. Además por ser comida blanda no tienes que masticar mucho. Los ingredientes ideales para los purés son: brócoli, calabaza, espinaca, papa, o bien de algunas frutas, como la manzana.

Cuando estamos enfermos o sentimos dolor, un postre ayuda a compensar el malestar. Lo mismo pasa en este caso. Los dulces recomendados son natilla de chocolate,  flan de vainilla, mouse de yogur y merengue.

Otros alimentos en la lista son los lácteos: Yogur griego, queso, licuado con fruta natural, nata y atole. Además, las cremas y sopas son tan reconfortantes como el puré, pero evita que esté muy caliente. Puede ser de zanahoria, brócoli y caldos de pollo o res.

Mientras que lo mejor es omitir alimentos picantes, frituras y embutidos, cereales, semillas o granos pequeños, productos pegajosos y duros y refrescos.

FUENTE: https://dentistaentuciudad.com/blog/que-comer-despues-de-la-extraccion-de-una-muela/

Publicado el

Esto es lo que ocurre si masticas más por un lado que por otro

Más de la mitad de la población, sin apenas darse cuenta, mastica más por un lado de la boca que por otro, lo que puede suponer, entre otras dolencias, molestias en la mandíbula por su mal desarrollo, dolor de estómago, de cabeza o de cervicales, que pueden llegar a ser crónicos.
Según Ana Sada, odontopediatra, entre las causas, está una mala disposición de los dientes. La boca es una unidad morfo-funcional y, masticar sólo por un lado lleva a una descompensación de las articulaciones temporomandibulares y de los dientes.
Hay que remontarse a la infancia para localizar el origen de esta forma de masticación, motivos que sirven también de guía para aquellos padres con niños pequeños y que están a tiempo de corregir errores.
En primer lugar, esta especialista destaca que cuando salen los colmillos de leche, siempre existe una tendencia a que uno de ellos se incline más hacia dentro de la boca y el niño, al masticar, note que choca con los dientes y decida deslizar un poco su mandíbula hacia un lado para evadir esta pequeña molestia. «A eso hay que sumar —explica a ABC— que, en ocasiones, los niños tienen paladares estrechos que favorecen este tipo de masticación».

Añade que hay otros condicionantes, como pueden ser el uso del biberón o el chupete más allá del tiempo recomendado —es decir, más de dos años—, «puesto que condicionan su forma de succionar y el contacto entre sus dientes temporales, lo que motiva que no usen la masticación, que es para lo que realmente salen los dientes en la boca. También resulta frecuente una masticación hacia un lado en aquellos niños con tendencia a chuparse el dedo para tranquilizarse».
Por otra parte, los malos hábitos, también en adultos, «como una posición adelantada de la lengua, mantienen una deglución atípica, que produce mayor avance mandibular y mayor mordida abierta. Una caries temprana, o ya en mayores, al doler, cambia la forma de masticar y puede perpetuar el lado de masticación», señala esta experta en odontología pediátrica.
Muchos padres que llegan a consulta confiesan que les resulta difícil percibir si sus pequeños mastican bien o no. «La forma de detectarlo —apunta la doctora Ana Sada— es muy sencilla. Basta con fijarse si se les hace bola al comer siempre hacia el mismo lado. Si es así, el misterio está resuelto».
Asegura que es conveniente corregir cuanto antes malos hábitos. Para ello pone el ejemplo de una caja de zapatos, diseñada para que la tapa encaje perfectamente con la parte de abajo. «Cuando la mandíbula no encaja a la perfección y se queda cruzada provoca anomalías en su desarrollo. En algunas ocasiones llega, incluso, a apreciarse levemente a simple vista porque el hueso y los dientes se colocan asimétricos».
Argumenta que en Estados Unidos hay costumbre de llevar a los niños al dentista en el primer año, «pero en nuestro país se hace de forma muy tardía, o cuando hay una dolencia. Es importante detectar cuanto antes este problema porque las soluciones serán más sencillas. En algunos casos bastará con motivar al niño con juegos para que mastique por el otro lado. Es como cuando un pequeño tiene un ojo vago y se trabaja sobre él para que lo active y no sufra las consecuencias de un uso deficitario».
Añade que muchas veces, la corrección de hábitos como la respiración oral, la interposición lingual, el chupeteo del dedo de una determinada manera, corrige por si sola una alteración del desarrollo. En otros casos, es necesario corregir el problema mediante ortodoncia, prótesis y otros tratamientos.
«Sin embargo —indica la doctora Sada—, arreglar un problema sin tener en cuenta la causa, va a producir una recidiva». Una boca que no puede masticar bien, ya sea porque los dientes están mal colocados, por una erupción anómala de un cordal, una prótesis mal diseñada…, va a llevar a problemas a otros niveles que no se van a quedar sólo en la boca.

Más allá de la estética

La ortodoncia está de moda, pero las razones para hacerla son muy distintas para el paciente y para el odontólogo. El primero primará la estética, el segundo querrá corregir la morfología de la boca y mejorar su funcionalidad. En el caso de los implantes, a menudo es recomendable realizar una ortodoncia previa, porque «poner implantes en una boca que no tiene un buen equilibrio —explica la doctora— va a condicionar la función tanto a corto como a largo plazo».
«Igual que no somos capaces de andar apoyando sólo dos dedos de los pies, la boca no funciona bien si solo se tiene contacto con dos dientes al masticar. Igual que no andamos a la pata coja, no deberíamos masticar sólo por un lado. La colocación, integridad y utilidad de los dientes está relacionada con lo bien o mal que trabaje la boca, y a la inversa», concluye.
FUENTE: https://www.abc.es/familia/vida-sana/abci-esto-ocurre-si-masticas-mas-lado-otro-201810130155_noticia.html

Publicado el

¿Qué hago si se me infectan los implantes dentales?

Los implantes dentales son uno de los tratamientos que cada vez más pacientes demandan en la actualidad. “En primer lugar, lo primero que hay que tener en cuenta es que los implantes dentales están situados en la boca, una parte del cuerpo que incluso en condiciones de una salud óptima está llena de bacterias, algo en lo que hay que prestar especial atención”, señalan desde Saludalia Dental, especialistas en implantes dentales Murcia.

Los implantes dentales tienen una menor capacidad defensiva que los dientes ante las infecciones: Es decir, no tienen ligamento periodontal que los una al hueso y amortigüe, por así decirlo, las cargas, tiene además menor cantidad de vasos sanguíneos y la encía que los rodea suele ser de una peor calidad.

Los pacientes recurren a un tratamiento de implantes dentales cuando han perdido alguno de sus dientes. Y también es importante que los pacientes conozcan y sepan que los implantes hay que cuidarlos ya que también existe riesgo de infección, por lo que también requieren un cuidado diario.

“Hay varias razones por las cuales los implantes pueden fallar y los más comunes entre ellos tienen que ver con el abandono. Además, la mala higiene oral puede afectar a la longevidad de los implantes dentales de la misma manera que afectan a los dientes naturales”, señalan los especialistas de esta clínica dental en Murcia.

Existen además algunas enfermedades relacionadas con los implantes dentales. Así, encontramos la periimplantitis, una enfermedad inflamatoria que produce cambios patológicos alrededor del tejido óseo que sostiene un implante dental. Hablar de esta condición es sinónimo de hablar de infección ya que esta inflamación está producida por las bacterias que hay en nuestra boca. Por eso es muy importante la higiene bucodental diaria.

Cuando estamos ante un caso de periimplantes, señalan los dentistas de esta clínica de Murcia:

“se puede dar el caso de rechazo del implante, ya que el proceso de cicatrización no se produce de la manera correcta, ya que un tejido celular blando se interpone entre el hueso y el implante de titanio, no permitiendo la osteointegración”.

La colocación de implantes dentales también puede implicar otro riesgo, aunque en esta ocasión mucho menor. Es lo que se conoce como mucositis periimplantaria. Este problema tiene que ver con el tejido óseo que no se ve afectado, sino que únicamente son los tejidos blandos de alrededor del implante los que presentan cambios inflamatorios.

En caso de mucositis el tratamiento a aplicar sería una buena limpieza dental en la consulta del dentista. “Además, será necesario una buena higiene oral en casa mediante una técnica de cepillado concreta y la utilización de sustancias antimicrobianas que le prescribirá su periodoncista, sería suficiente para tratar este tipo de infección”, señalan distintos dentistas en Murcia.

FUENTE: https://www.cinconoticias.com/que-hago-si-se-me-infectan-los-implantes-dentales/

Publicado el

Mala técnica de cepillado causa sensibilidad dental

La mala técnica de cepillado afecta a más del 40 por ciento de la población

La sensibilidad dental se entiende como la sensación dolorosa causada por el adelgazamiento de la capa que recubre los dientes, el 47 por ciento de la población padece esta condición y la percibe al ingerir alimentos calientes o fríos.

El doctor Raúl Rangel Gálvez supervisor de estomatología del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) Delegación Estado de México Poniente indicó que los dientes sanos son duros pero cuando la capa protectora (esmalte) se deteriora los nervios y vasos sanguíneos se encuentran expuestos y generan malestar.

Algunos factores que contribuyen a la sensibilidad dental son: cepillado brusco, tratamiento o limpieza, blanqueamiento, caries y el consumo de productos con alto contenido de azúcar.

Aunque todos los dientes son susceptibles de padecer esta afección, la mayor incidencia se da en premolares, que son los dientes que tienden a ser cepillados con más fuerza, causando abrasión en la base, más aún si se emplean cepillos con cerdas muy duras.

Para prevenir la sensibilidad dental, el especialista aconseja evitar alimentos o bebidas altos en azúcar, no utilizar palillos de madera y realizar la técnica correcta de cepillado de ser necesario con una pasta dentífrica especial para la sensibilidad.

Esta condición impacta de forma directa en el modo de vida de quien la padece, si no es tratada puede provocar cambios de comportamiento, de hábitos alimenticios y descuido de la higiene bucal.

El doctor Rangel Gálvez resaltó que una vez diagnosticada esta enfermedad es necesario el uso diario de productos para disminuirla así como visitar al menos dos veces al año al odontólogo para un adecuado monitoreo y control.

FUENTE: https://www.seunonoticias.mx/2018/06/18/mala-tecnica-de-cepillado-causa-sensibilidad-dental/

Publicado el

Bebés que nacen con dientes

No es habitual oír hablar de bebés que nacen con dientes, aunque existen casos específicos en los que podemos apreciar esta circunstancia. Hablamos de casos excepcionales, pues tan sólo les ocurre a uno de cada tres mil bebés. Suelen nacer con un par de dientes parcialmente erupcionados (normalmente los incisivos centrales inferiores), aunque también se conocen casos en los que los dientes están totalmente erupcionados.  Este acontecimiento es conocido como dientes natales.

Los dientes natales son más frecuentes en niñas que en niños, y por norma general son unos dientes que no están del todo sujetos a las encías, por lo que son bastante débiles. Los padres podéis estar tranquilos, pues no se trata de ningún problema, simplemente que las piezas dentales han erupcionado de manera prematura. El bebé continuará su desarrollo con total normalidad. En realidad, todos los niños cuando nacen tienen los brotes de los dientes, pero en ese momento no se asoman por las encías hasta pasados unos meses.

Como todos sabemos, no existe una edad exacta en la que  los dientes empiezan a erupcionar, ya que depende del desarrollo individual de cada niño. No obstante, en la mayoría de los casos el primer diente suele aparecer entre el sexto y el octavo mes de vida del bebé.

FUENTE: http://www.clinicacimeralmansa.com/bebes-dientes/