Publicado el Deja un comentario

Una mala alimentación e higiene deficiente conducen al complejo bucomaxilofacial

ÚN.-La salud bucal es uno de los principales componentes de la salud general y tiene mucha más importancia de la que podemos imaginar, ya que puede afectarnos en muchos aspectos de nuestra vida, y a su vez, nuestra vida diaria puede afectar directa y negativamente a nuestra salud bucodental.

De acuerdo al odontólogo Carlos Rauseo, la vida diaria del venezolano se ha visto influenciada por los malos hábitos de la vida moderna.

“Sin irnos a los extremos como el tabaquismo, alcoholismo y drogadicción, una mala alimentación e higiene deficiente es mas que suficiente para el complejo bucomaxilofacial”, dijo el especialista venezolano.

Rauseo comenta que esto queda comprobado cuando a diario las persona, por tener tiempo para sentarse a comer con tranquilidad o para cocinar en casa, opta por la comida preelaborada y rápida. “La comida fácil, procesada y chatarra es rica en grasas, azucares y harinas refinadas”, añade el artículista del portal “A tu salud”.

Recordó que los azúcares son el “alimento” de las bacterias que pueden colonizar la boca y provocar la erosión del esmalte dental. “Además cuando tomamos bebidas carbonatadas o gasificadas la acidez que aportan favorece al debilitamiento y destrucción del esmalte dental, y si este perfecto clima para las bacterias se prolonga y no se interrumpe con una adecuada higiene bucal,  puede provocar la caries dental y la enfermedad periodontal”.

Destacó la preocupación que existe en el seno del gremio odontológico, ya que cada vez son mas los pacientes que acuden a consulta con caries en edades muy tempranas producto de una mala alimentación y, a su vez, por aquellos malos hábitos que provocan la falta de higiene bucal.

“Es importante saber elegir correctamente lo que comemos cuando estamos fuera de casa, y si estamamos obligados a hacerlo,  tenemos que saber y tener presente de que manera podemos aminorar los resultados negativos”.

Aconsejó que, para evitar la proliferación de caries, mantener una higiene dental adecuada y utilizar el cepillo e hilo dental después de cada comida. También es necesario cuidar la alimentación añadiendo flúor a la dieta diaria, vitaminas K, B2, C y K, alimentos ricos en fibra, frutas, proteínas, entre otros.

“Las visitas al odontólogo tendrían que ser dos o tres veces al año y así mantener tu salud bucal en perfecto estado. Recuerda que salud no es ausencia de enfermedad, salud es un completo estado de equilibrio y bienestar entre lo físico, psicológico y social tomando en cuenta la estética”.

 

FUENTE: http://www.ultimasnoticias.com.ve/noticias/comunidad/una-mala-alimentacion-e-higiene-deficiente-conducen-al-complejo-bucomaxilofacial/

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *