Publicado el

Lesiones premalignas de la mucosa oral y manchas cancerígenas

La OMS define lesión premaligna como aquel tejido de morfología alterada con mayor predisposición a la cancerización que el tejido equivalente de apariencia normal, independientemente de sus características clínicas o histológicas. Es un estado reversible.

Estas lesiones se presentan frecuentemente como manchas, placas o erosiones, rojas o blancas, que clínicamente son conocidas como Leucoplasia, Eritroplasia, Candidiasis hipertrófica crónica y Queratosis actínica.

La leucoplasia es la lesión blanca por excelencia, y sirve de referencia en el diagnóstico diferencial por su carácter precanceroso

Los principales factores de riesgo de estas lesiones son el tabaco, el alcohol y determinados factores nutricionales.

Es imprescindible ante cualquier lesión sospechosa realizar un correcto y exhaustivo examen clínico junto con una detallada historia clínica. Por ello la exploración sistemática de la cavidad bucal, además de sencilla y no invasiva, proporciona información y representa una herramienta útil en el diagnóstico de alteraciones de la mucosa bucal.

Por ello es importante que cualquier paciente que observe alguna mancha o placa roja o blanca en la mucosa, lengua, paladar o encía acuda a su dentista.

Para un correcto tratamiento es imprescindible comenzar por eliminar los principales factores de riesgo sobretodo el tabaco y el alcohol. También es muy importante una dieta para la salud dental rica en vitaminas A, E, C y betacarotenos y un sistema inmune competente.

Todos los pacientes precisan de revisiones cada 6 meses para llevar a cabo un correcto control de la lesión y evitar llegar a la malignización de dicha lesión.

FUENTE: https://www.dentalnavarro.com/blog/2015/09/lesiones-premalignas-manchas-cancerigenas-boca/

Publicado el

Consejos para una correcta higiene de las prótesis dentales

Después de cada comida debe realizar un lavado de prótesis dentales y la boca.

Las prótesis se deben limpiar, al menos una vez al día, con un cepillo especial para prótesis (de venta en farmacias) o un cepillo de uñas con cerdas de nailon, y un poco de pasta dentífrica o, mejor, jabón, para evitar la formación de sarro y el depósito de tinciones. Después, aclárelas muy bien con agua.

Es especialmente importante la limpieza de las partes metálicas, sobre todo las que contactan con los dientes (cara interna o cóncava de los ganchos). Para ello, pueden frotarse con un bastoncillo empapado en alcohol, hasta que la superficie quede brillante. Si quedan mate o deslustradas, es que están cargadas de placa bacteriana, que puede producir caries y desgastes, debido a los ácidos que dicha placa produce. Sin embargo, si están libres de placa, es decir, brillantes, no producen ni lo uno ni lo otro.

Conviene quitar las prótesis para dormir, para que los tejidos descansen diariamente unas horas de la presión a que pudieran verse sometidos.

Para evitar golpes y deformaciones mientras están fuera de la boca, conviene conservar las prótesis en agua, a la que puede añadir pastillas desinfectantes comercializadas para ese menester.

Recuerde que es conveniente usar la seda dental para limpiar entre los dientes, y enjuagarse la boca con colutorios fluorurados, al objeto de prevenir la aparición de caries, sobre todo entre los dientes, donde el cepillo no limpia bien.

Jamás debe dejarse una prótesis en agua porque proliferan los hongos.

Es aconsejable que dé masajes en las encías, para mejorar su riego sanguíneo y prevenir en lo posible su reabsorción.

– Quizá te interese | 5 tips para eliminar la Halitosis

– Puedes leer más sobre | Implantología oral y maxilofacial 

La importancia del lavado de prótesis dentales

El lavado de prótesis dentales cumple un rol fundamental, ya que es un factor clave para prolongar la duración e higiene de esta, el profesional evalúa periódicamente el correcto funcionamiento y condiciones en que se encuentra la prótesis, además de sesiones explicativas sobre la colocación y puntos masticatorios, junto a los cuidados diarios, que incluyen el lavado de las prótesis dentales, evitando enfermedades buco dentales como, presencia de sarro, ulceraciones y halitosis.

FUENTE: https://mundoodontologo.com/lavado-de-protesis-dentales/

Publicado el

La importancia de la higiene oral en ortodoncia

La higiene oral durante el tratamiento de ortodoncia es muy importante ya que, debido al uso de aparatos dentales, los restos de comida se pueden acumular más fácilmente en la cavidad oral, ocasionando problemas como caries, inflamación de las encías o enfermedad periodontal.

Una mala higiene puede retrasar —o incluso paralizar— el tratamiento de ortodoncia. Por ello, debemos ser muy cuidadosos y tratar de mantener una boca limpia y saludable, para terminar nuestro tratamiento de ortodoncia sin problemas de salud bucodental añadidos y así evitar contratiempos.

  • La aparatología fija puede ocasionar al principio del tratamiento leves molestias y/o dolores, que desaparecen cuando se produce la aceptación por parte de los tejidos de la boca.
  • El portador de aparatos ortodóncicos puede tener llagas con más frecuencia, pero se puede utilizar cera en la zona traumatizada para evitar que continúe la lesión.
  • En caso de dolor, pueden utilizarse analgésicos por vía oral.
  • Para evitar cualquier tipo de molestias o inconvenientes, el paciente tendrá que cuidar de manera muy estricta el aparato.
  • Como los tratamientos de ortodoncia requieren una duración prolongada, los pacientes han de ser constantes y seguir hasta el final, cuidando los aparatos y cumpliendo con las visitas establecidas.
  • El no asistir a las citas programadas, la falta de uso de los aparatos removibles y la mala conservación de los aparatos fijos, retrasan el tratamiento. 

Consejos prácticos

El cepillado de los dientes se debe hacer con una pasta de dientes con flúor como mínimo tres veces al día, después de cada comida, durante unos 3 minutos.

El aparato removible se debe limpiar al menos una vez al día con un cepillo de uñas con cerdas de nylon y jabón, para evitar la formación de sarro, y después se debe aclarar muy bien con agua.

Debe evitarse

  • Comer golosinas (chicles, caramelos masticables y cualquier otro alimento pegajoso o que se adhiera a los aparatos)
  • Introducir en la boca objetos duros que provoquen algún tipo de presión, como pueden ser lápices o tapones de bolígrafos.
  • Tocar los aparatos con los dedos.
  • Si el aparato es removible no se debe envolver en servilletas porque se puede perder con facilidad; es recomendable dejarlo siempre en su funda. 

Cómo y cuándo cepillarse

Lo más importante es que, por lo menos tres veces al día, el paciente se cepille bien los dientes y aparatos, hasta que queden perfectamente limpios.

Es necesario recalcarle que debe de cepillar todas las superficies: delante, detrás, encima y debajo de los alambres y, sobre todo, en la unión del diente con la encía. Hay que mantener siempre limpios los dientes y aparatos en la línea de las encías; de lo contrario, se inflamarán y dolerán, dificultando el cepillado.

Al principio puede parecerle difícil realizar una limpieza adecuada cuando se lleva un aparato de ortodoncia, pero con un poco de práctica es muy sencillo.

Si el paciente usa un CEPILLO MANUAL, se le debe indicar que lo coloque perpendicular a la superficie del diente y realizar un movimiento rotatorio (haciendo pequeños círculos). Debe ir inclinando el cepillo para limpiar todas las superficies del diente. Es muy importante la zona entre el bracket y la encía, donde se acumula gran cantidad de alimentos.

Si el paciente usa un CEPILLO ELÉCTRICO, se le debe indicar que lo coloque perpendicular a la superficie del diente y dejar que realice el movimiento rotatorio. Debe ir inclinando el cepillo para limpiar todas las superficies del diente. Es muy importante la zona entre el bracket y la encía, donde se acumula gran cantidad de alimentos

Se debe complementar la higiene con el uso de otros instrumentos que ayudan a limpiar las zona entre el arco y el diente donde no entra el cepillo. Así, el uso de CEPILLOS INTERPROXIMALES es de gran utilidad. Se deben usar como muestra el esquema del fabricante, limpiando entre el arco y el diente. Otro aparato que puede hacer la misma función es el irrigador, que lanza agua a presión para limpiar estas zonas.

Para la limpieza interdental existen dispositivos que funcionan de manera similar al hilo dental, pero que tienen una parte dura que permite enhebrar y hacer que el hilo pase por donde deseemos.

AUTORES

  1. El Prof. Utrilla Trinidad es Doctor en Odontología, MBA en Gestión Sanitaria y Director del Máster en Gestión y Dirección de Clínicas Dentales Psicodent-Universidad Miguel de Cervantes de Madrid. Contacto: marioutrilla@psicodent.org
  2. La Prof. Mediavilla Ibáñez es Consultora en Odontología y Psicóloga Clínica especializada en Fobia Dental. Coach individual y corporativa certificada y Fundadora y Directora de PsicoDent. Contacto: helgamediavilla@psicodent.org.

 

FUENTE: https://la.dental-tribune.com/news/la-importancia-de-la-higiene-oral-en-ortodoncia/

Publicado el

¿Cuándo es mejor lavarse los dientes: después de cenar o justo antes de dormir?

Cepillarse los dientes es una forma de mantener a raya las caries, así como de lucir una sonrisa brillante y tener un aliento fresco. Pero todos nos hemos saltado alguna vez este gesto, especialmente a última hora del día, ya sea por olvido o por pereza. ¿Sabe las consecuencias que tiene semejante descuido?

 

La ausencia de saliva antibacteriana durante la noche significa que estamos especialmente vulnerables a los agentes causantes de las caries y enfermedades de las encías. Al dormir, salivamos muy poco, el movimiento de lengua, mejillas y labios es menor, y teniendo en cuenta que la saliva es la encargada de limpiar nuestra boca naturalmente, “el cepillado nocturno es el más importante para evitar que los alimentos estén en contacto con nuestros dientes durante muchas horas, lo que conduciría a un aumento de las enfermedades dentales”, comenta la doctora Alicia Matas, odontóloga y responsable de la Unidad de Odontología de Q-Maxdental en el Hospital Quironsalud Barcelona. “Al disminuir la capacidad reguladora del pH de la saliva para evitar la agresión ácida sobre el esmalte y la consecuente desmineralización, es importante el cepillado después de cenar”, dice también la doctora María Ciudad, odontóloga en el Instituto Odontológico Maxilofacial.

Más de 500 tipos de bacterias

“En nuestra boca se encuentran unos 600 tipos de bacterias, y aunque algunas son ‘buenas’ y ayudan a mantener el equilibrio de la flora, otras predisponen a enfermedades como la caries, la gingivitis y la periodontitis”, explica la doctora Matas. “Por ejemplo, el Streptoccocus Muttans, uno de los más involucrados en la formación de caries dental, obtiene su energía del alimento que ingerimos, su flexibilidad genética le permite romper toda una amplia gama de hidratos de carbono. Entre las sustancias que aprovecha, figuran la glucosa, fructosa, sacarosa, galactosa, maltosa, rafinosa, ribulosa, melibiosa e incluso el almidón”, añade la médica Marta del Pozo, licenciada en Odontología, de la Clínica Dental Córdoba del Pozo. “Las bacterias intentan fijarse continuamente a nuestros dientes, pero ese proceso es frenado por la acción de la saliva, la lengua y el cepillado” asegura Gonzalo Navarro de Clínica Dental Navarro.

Las bacterias producen ácido durante todo el día, más cuando está comiendo, por lo que la única forma de deshacerse de esa película de placa es cepillándose al menos dos veces diarias, mejor tres, para eliminar subproductos ácidos que pueden dañar su esmalte y causar caries. “La cantidad de bacterias que tenemos en la boca es altísima incluso después del cepillado y en estado de buena salud. Lo verdaderamente importante es mantener a raya ese crecimiento bacteriano para que no pueda convertirse en patológico”, dice Javier Navarro, odontólogo de Clínica Menorca.

Pues bien: el modo más rápido para multiplicar la proliferación de microorganismos entre su boca es olvidar el cepillado nocturno. Pero hay más consecuencias. Si se acuesta sin lavarse los dientes, su aliento amanecerá con un olor insoportable. “La persistencia de alimentos en descomposición en la boca y la menor secreción salival nocturna son una mezcla explosiva para el desarrollo de halitosis”, advierte la doctora Matas. “Aunque hay que saber que el cepillado elimina gran parte de los anillos aromáticos desagradables por metabolismo bacteriano, pero si el origen de la halitosis no es solamente la boca, este no será tan efectivo como desearíamos”, aclara el doctor Navarro.

20 o 30 minutos después del último bocado

Normalmente, hay un espacio de tiempo entre la cena y el sueño de unas 2-3 horas. Hay quien tiene la costumbre de cepillarse después de comer y quien lo hace inmediatamente antes de irse a la cama. La mayoría de los expertos se inclina por la primera opción, aunque con matices. “El cepillado después de la cena es técnicamente mejor para los dientes que el de antes acostarse, porque se aporta fluoruro, en la pasta de dientes, que actúa durante más tiempo para fortalecer la dentadura”, aclaró en sus investigaciones Denis Kinane, decano de la Universidad de la Escuela de Medicina Dental de Pennsylvania.

Aunque hay una excepción: una cena a base de alimentos ácidos (cítricos, lácteos fermentados, vinagre o tomate guisado). “En esos casos, es mejor cepillarse una media hora después, cuando el pH haya vuelto a la normalidad”, aconseja la doctora Alicia Matas. El odontólogo del centro médico de la Universidad de Rochester (EE UU) Yanfang Ren lo documentó con el siguiente argumento: el ácido suaviza la parte superior del esmalte, por lo que un cepillado inmediato podría ablandarlo y provocar desgaste. Otros médicos apuestan por esperar siempre esos 20 o 30 minutos, como es el caso de la doctora Del Pozo, que afirma que así damos tiempo a los nutrientes de enriquecer la microbiota oral. O el doctor Gonzalo Navarro, quien apostilla: “Lo mejor es cepillarse en los primeros 20 minutos después de cada comida, ya que es el momento de mayor actividad bacteriana”.

Pero como avanzamos, no hay unanimidad. Javier Ortega, odontólogo de Clínica Menorca, pone la nota de discordancia: “Tras la cena se produce la autoclisis, que es un proceso de limpieza natural por el movimiento de labios, lengua y demás tejidos blandos de la boca que ayuda a mantener la limpieza en cierta medida (este proceso se produce continuamente mientras está despierto). Si el cepillado se hace justo antes de acostarse la limpieza será más fácil, porque la autoclisis ya ha hecho parte del trabajo”.

Cómo reaccionar ante un olvido

“Si una noche no cepillamos los dientes, no hay gran peligro, mas no debe tomarse como costumbre”, recapitula el doctor Gonzalo Navarro. Y Ortega continúa: “Durante esa jornada, bajaría el pH de la boca y se acumularía más placa en las zonas de retención, pero no habría una consecuencia relevante más que la maduración de la placa, que será más difícil de eliminar posteriormente”. Así, si confiesa que ha pecado, asegúrese de cepillar bien por la mañana, y no olvide aplicar el hilo dental para eliminar las bacterias acumuladas.

 

FUENTE: https://elpais.com/elpais/2016/03/03/buenavida/1456995219_667749.html

Publicado el

¿La periodontitis también se asocia a un mayor riesgo de ceguera?

ARCHIVO ABC

La periodontitis o ‘enfermedad de las encías’, comúnmente conocida como piorrea, es una patología básicamente caracterizada por la inflamación y sangrado de las encías. Una enfermedad que, en caso de no ser tratada, no solo provoca la destrucción de la masa ósea que sustenta las piezas dentales –lo que conlleva a la pérdida irreversible de los dientes–, sino que se asocia a distintas patologías muy graves y potencialmente mortales. Es el caso, entre otras, de las enfermedades cardiovasculares, de la diabetes o de distintos tipos de cáncer. Pero aún hay más. La periodontitis crónica también puede provocar una pérdida de la visión e, incluso, la ceguera. Y es que como han demostrado numerosos estudios, también se asocia a la degeneración macular asociada a la edad (DMAE). Y ahora, investigadores de la Universidad de Augusta (EE.UU.), han descubierto el porqué de esta asociación.

Como explica Pachiappan Arjunan, director de esta investigación presentada en el marco de la XLVII Reunión Anual de la Asociación Americana para la Investigación Dental (AADR) que se está celebrando en Fort Lauderdale (EE.UU.), «nuestro trabajo es el primero en demostrar la asociación entre la infección por un patobionte oral y la patogénesis de la DMAE y que ‘Porphyromonas gingivalis’ puede invadir las células epiteliales del pigmento retinal humano y aumentar la expresión de genes relacionados con la DMAE».

 

Alteración de la regulación genética

La DMAE es una de las principales causas de pérdida de visión en la población mayor de 50 años. De hecho, y junto al glaucoma y las cataratas, constituye la primera causa de ceguera en todo el mundo. Y es que si bien los afectados cuentan desde hace una década con tratamientos para frenar su progresión, aún a día de hoy no existe ningún tratamiento capaz de curarla.

Concretamente, la DMAE se produce por una degeneración progresiva de la parte central de la retina –el área conocida como ‘mácula’– por la acumulación de depósitos de materiales extracelulares denominados ‘drusas’ –DMAE seca o atrófica– o por el crecimiento anómalo de vasos sanguíneos –DMAE húmeda o exudativa–. El resultado es que los afectados pierden gradualmente su visión central –que no así la periférica– y, por tanto, su capacidad para leer, conducir, ver la televisión o reconocer las caras de las personas.

‘Porphyromonas gingivalis’ puede invadir las células epiteliales del pigmento retinal humano y aumentar la expresión de genes relacionados con la DMAE

Llegados a este punto, ¿cómo se explica que la periodontitis pueda estar relacionada con la DMAE? Pues la verdad es que no se sabe. De hecho, el título del nuevo estudio es bastante explicativo: ‘Investigando la enigmática asociación entre la inflamación periodontal y la degeneración de la retina’. Pero parece que este trabajo ha encontrado el nexo de unión entre ambas enfermedades: la bacteria ‘P. gingivalis’, microorganismo simbionte, esto es, que vive en ‘simbiosis’ en la cavidad oral pero que en determinadas situaciones puede desencadenar una patología –de ahí el término ‘patobionte’.

En el estudio, los autores utilizaron cultivos de células epiteliales del pigmento retinal humano y los infectaron con distintas cepas de ‘P. gingivalis’. ¿Y qué pasó? Pues que de acuerdo con los resultados, la cepa 381 de la bacteria fue muy eficaz a la hora de infectar las células. Pero aún hay más. La técnica de reacción en cadena de la polimerasa cuantitativa (qPCR) reveló que la infección incrementó la expresión de genes implicados en la supresión del sistema inmune y en la formación de nuevos vasos sanguíneos –la consabida ‘angiogénesis’.

Más allá de las encías

El siguiente paso fue recurrir a un modelo animal –ratones– al que se le inoculó la bacteria ‘P. gingivalis’ directamente en la retina. Y en este caso, los resultados mostraron que la inyección provocó la aparición de efectos asociados a la DMAE.

Entonces, ¿puede afirmarse que ‘P. gingivalis’ causa, además de la periodontitis, la DMAE? Pues no. Los resultados solo muestran una asociación, no una relación del tipo ‘causa y efecto’. Sin embargo, los autores han llevado sus estudios más allá y publicarán próximamente un artículo en el que, efectivamente, se describe el papel causal de esta bacteria en la patogénesis de la DMAE.

 

FUENTE: http://www.abc.es/salud/enfermedades/abci-periodontitis-tambien-asocia-mayor-riesgo-ceguera-201803231559_noticia.html

 

 

Publicado el

La salud bucal, una gran aliada contra la diabetes de tipo 2

Imagen de archivo - RADU SIGHETI

Un estudio clínico llevado a cabo por investigadores de la Facultad de Medicina de la UB demuestra que el control de la diabetes de tipo 2 mejora sensiblemente cuando el paciente tiene un cuidado especial de los problemas dentales y bucales.

La diabetes de tipo 2, la forma más común de esta enfermedad, va acompañada con frecuencia de patologías periodontales y en este nuevo trabajo se ha comprobado que «no sólo hay una relación que va de la diabetes a la enfermedad periodontal, sino que también existe la relación inversa, de la enfermedad periodontal en la diabetes», según Miquel Viñas, uno de los responsables de la investigación.

El estudio concluye que «el tratamiento no quirúrgico de la periodontitis mejora el estado «glucémico» y por tanto se demuestra inequívocamente la «extrema» importancia del cuidado de las afecciones bucales en estos tipos de enfermos. 

El estudio se ha llevado a cabo a partir de noventa pacientes con diabetes de tipo 2 que han recibido seis meses de tratamiento oral mientras se les hacía un control de la hemoglobina glicosilada.

El trabajo, publicado en la revista ‘The Journal of Clinical Periodontology’, ha sido dirigido por el catedrático de Microbiología Miquel Viñas, que también es investigador del Instituto de Investigación Biomédica de Bellvitge y por el profesor de Medicina Oral y director médico del Hospital Odontológico de la UB, José López López.

 

FUENTE: http://www.abc.es/espana/catalunya/barcelona/abci-salud-bucal-gran-aliada-contra-diabetes-tipo-2-201801311708_noticia.html

Publicado el

Cómo cuidar los dientes ante un cáncer en la boca

MADRID. – Fumar y beber alcohol, juntos, potencian un 500% la posibilidad de un cáncer de cabeza y cuello; pero no se queda ahí este dato mayúsculo: los tratamientos para detener el avance tumoral en la cavidad oral (cirugía, radioterapia y quimioterapia) deterioran gravemente las encías, los dientes, con caries o pérdidas dentarias, y el hueso mandibular, con necrosis (ORN).

Un cáncer de cavidad oral se puede localizar en la zona labial; en el paladar duro, sin llegar hasta la campanilla; en el suelo de la boca, por debajo de la lengua; en los dos tercios anteriores a la lengua; y en todas las encías, hasta llegar a la zona de las amígdalas… y en la mayoría de los casos, por desgracia, se detectan en estadios avanzados.

“Nos aparecerán llagas o nódulos en las zonas señaladas, o tendremos dificultades para hablar o para mover la lengua o tragar”, apunta la doctora Lara iglesias, médico oncóloga del Hospital Universitario 12 de Octubre de Madrid.

“Si observamos estos síntomas -señala-, la mayoría de las veces nos estaríamos enfrentando a procesos benignos sin importancia; pero si transcurren siete o diez días, y estas heridas no remiten, convendría que nos viera un otorrinolaringólogo o una cirujana maxilofacial”.

Cabe recordar que los pacientes de cáncer de cabeza y cuello en estadios 1 y 2, es decir, cuando las lesiones son muy pequeñas, tienen una tasa de curación del 80% o 90%, por lo que es imprescindible acudir al médico cuanto antes al percibir algún señal de alarma.

Si el diagnóstico final es un cáncer en la boca, y dependiendo del tamaño de la tumoración y su diseminación, se efectuará, primero, un tratamiento quirúrgico “para quitar las partes blandas o duras afectadas por las neoplasias, recubrir con piel sana donde sea posible, cerrar las heridas abiertas tras la cirugía, dejando cicatrices, o implantar porciones de hueso de otras estructuras corporales en la mandíbula”, apunta la especialista.

La radioterapia no se queda atrás y ocasionará, antes o después, “más fibrosis -atrofia epitelial, acompañada de dureza- pérdidas en la cantidad y la calidad de la saliva (sequedad bucal o xerostomía); una situación determinante para debilitar las encías que aumentará, de paso, el número de caries en las piezas dentales”.

La “quimio”, siempre sistémica, llegará a la boca “aportando mucositis -inflamación de los tejidos- y, a largo plazo, una menor vitalidad de las encías”.

Para colmo, no se podrán obviar las náuseas, los vómitos, la anemia -disminución de glóbulos rojos-, la trombopenia -disminución alarmante de plaquetas-, las alteraciones en la piel o las diarreas.

Un paciente informado y tratado previamente afronta en mejores condiciones los efectos secundarios de los tratamientos oncológicos a corto, medio y largo plazo; pero también es fundamental que prolonguen todas las medidas higiénicas.

Estos son algunos consejos prácticos para mantener la salud bucal:
1.- Descartar los azúcares, los alimentos pegajosos y los que contengan ácidos.
2.- Beber y enjuagarse la boca con frecuencia.
3.- Eliminar y evitar la formación de placa bacteriana.
4.- Limpiar los restos de alimentos de los dientes.
5.- Estimular el tejido gingival.
6.- Aportar fluoruros mediante pasta dentífrica.
7.- Cepillarse los dientes después de cada comida, sobre todo antes de dormir.
8.- Ser meticuloso en el cepillado durante tres o cuatro minutos: seguir un orden dentario y no olvidar encías y lengua.
9.- Usar cepillos de dientes con mango recto, cabeza pequeña y cerdas suaves. Cambiarlos con frecuencia. No emplear el mismo cepillo para dientes y prótesis, que son especiales.
10.- No se pueden utilizar objetos punzantes, como los palillos para extraer restos de comida.
11.- Los enjuagues bucales -indicados por los especialistas, y sin alcohol- son primordiales.
12.- Las prótesis dentarias se deben limpiar con sumo cuidado.

La mayoría de los pacientes con cáncer de cabeza y cuello son varones con una media de edad de 48 años, con hábitos de tabaco y alcohol y con una higiene buco-dental muy descuidada. Si la zona hospitalaria engloba barrios o distritos económicamente deprimidos, la situación empeora.

Para la doctora Morales Vela “algo estaremos haciendo mal cuando un cáncer de cabeza y cuello se diagnostica en estadios 3 o 4, lo que se traduce en una supervivencia no superior a cinco años. Muchos de estos carcinomas, que aparecen en las mucosas orales, están a la vista”.

“Los especialistas en odontología tenemos que fijarnos en todos los detalles de la cavidad oral, más aún en personas en riesgo neoplásico -fumadores, bebedores-”, alerta.

“Los signos de alarma que refieren los pacientes,  como dolor bucal, zonas adormecidas o piezas dentales que se mueven, nos deben hacer sospechar, también, de un cáncer en la cavidad oral… y el diagnóstico precoz será la clave de su calidad y esperanza de vida”, concluye.

Fuente: EFE Salud

FUENTE: http://diariosalud.do/do/categoria-odontologia-estomatologia/17729-como-cuidar-los-dientes-ante-un-cancer-en-la-boca.html

Publicado el

Esta es la hierba que combate las caries naturalmente

Aunque pensemos que las caries es algo típico de niños, el 95 % de los españoles de más de 35 años también las sufre, según el Consejo General de Dentistas de España. Sin embargo, hoy en día a la mayoría le preocupa mucho tener una dentadura sana y perfecta, de hecho, un 94% paga de su bolsillo los tratamientos de salud dental.

Esta preocupación estética y por la salud no quita que algunos experimenten un miedo atroz a sentarse en la silla del dentista. No obstante, estas incómodas visitas podrían cesar y este terror se vería aliviado gracias al nuevo hallazgo de una hierba china que previene la formación de las caries.

Si ya hace casi un año descubrieron que un medicamento utilizado en pacientes con Alzheimer podría suponer el fin de los empastes, ahora un estudio ha hallado que la hierba ‘gallina china’ (Rhus chinensis) funciona como un ingrediente activo que endurece los dientes, a través de la mineralización, evitando que los ácidos de las bacterias los descompongan tan fácilmente y formen las cavidades.

Asimismo, esta planta no tiene tan solo esta aplicación, también funciona como antioxidante, antidiarreico y agente antiviral. Los científicos, que pertenecen a la Escuela de Estomatología de China Occidental y al Centro Académico de Odontología de Amsterdam, utilizaron un espectrómetro de masas para analizar sus diferentes ingredientes y probar por separado su valor antibacteriano. Finalmente, descubrieron que evitaban la desmineralización del diente. Este nuevo hallazgo supone un paso más natural en la lucha por mantener un esmalte sano libre de caries.

 

FUENTE: http://www.lavanguardia.com/vivo/salud/20171124/433057098131/hierba-combate-caries-naturalmente.html

Publicado el

¿Cuándo se indica una gingivoplastia?

Cuando se analiza la sonrisa y se realiza un diseño de sonrisa se tienen que tener en cuenta más factores a parte de la perfección dental. Dentro de este análisis incluye una valoración del contorno gingival armónico.

La encía sana tiene que tener un color rosa pálido, sin sangrado, con buena consistencia y el contorno debe estar en su posición fisiológica, alrededor del diente. Si esta no está sana puede alterarse y causar retracciones gingivales, sangrado gingival, alteraciones del color y hipertrofia gingival (aumento del volumen de la encía). Estas alteraciones son debidas a una inadecuada técnica de cepillado dental.

La gingivoplastia se define como un procedimiento quirúrgico periodontal mediante el cual se remodela la encía, dándole las características de una encías sana. 

Esta técnica es utilizada en la estética dental para mejorar la sonrisa y lograr una armonía superior, proporcionando los márgenes gingivales.

¿Cómo se realiza la gingivoplastia?

Antes de realizar este procedimiento quirúrgico, se debe hacer una análisis de la operación. Se diagnóstica adecuadamente y se obtienen la cantidad milimétrica exacta de encía que se tiene que remodelar para que el aspecto final sea armónico, funcional y estético.

Una vez analizado el caso se procede a la intervención. Se trata de un procedimiento de duración inferior a una hora.

La gingivoplastia se realiza mediante anestesia local. Se procede a medir y marcar la encía que tiene que ser remodelada. A continuación, se remodela la encía con una hoja de bisturí o con láser. Una de las ventajas de este último, el láser, es que se evita o se disminuye el sangrado intraoperatorio.

¿Cuándo está indicada la gingivoplastia?

La gingivectomía es un procedimiento que está indicado para los problemas estéticos de la encía. De forma que se adquieren una sonrisa más armónica y un aumento de la autoestima. Existen muchas indicaciones, unas de ellas son las siguientes.

  • Agrandamiento gingival. Puede estar causado por varios factores, como los medicamentos. Dentro de ellos uno de los más comunes es después de un tratamiento ortodóntico donde no se ha mantenido una buena higiene oral. Las encías pueden crecer por la aparición de gingivitis repetitivas. En estos casos la solución es la gingivoplastia.
  • Sonrisa gingival. En casos en que se enseña mucha encía al sonreír se puede realizar la gingivectomía. Antes de proceder a la intervención, se tiene que valorar la causa por la cual se muestra más encía al sonreír.
  • Márgenes gingivales irregulares. Con la gingivectomía se alinean los márgenes quedando regulares y equilibrados de con el diente contralateral. 
  • Bolsas periodontales de más de 3 milímetros. En estos casos en particular es muy importante que el especialista en periodoncia lo haya indicado, ya que se trata de casos particulares. Estas bolsas deben ser fibróticas y firmes, además no tienen que estar activas y la enfermedad periodontal tiene que estar controlada tanto de forma profesional como personal.

Es de importancia destacar que antes de realizar esta intervención de las encías, se valore cada caso en particular por un especialista en periodoncia, por el periodoncista.

 

FUENTE: https://estudidentalbarcelona.com/cuando-se-indica-una-gingivoplastia/

Publicado el

¿Cuál es el tratamiento para la candidiasis oral?

En la cavidad oral hay una múltiple cantidad de bacterias orales y en menor cantidad, de hongos. En ocasiones, cuando el paciente se encuentra con el sistema inmunológico débil, el hongo puede multiplicarse y causar infecciones fúngicas.

La candidiasis oral ocurre cuando el hongo conocido como Cándida Albicans se multiplica en la cavidad oral y se puede presentar en niños, como también, en personas adultas. Esta infección es común y no suele ser perjudicial para la salud, pues tiene fácil tratamiento.

Existen múltiples factores de riesgo de la candidiasis oral, entre ellos se incluye la bajada de defensas del sistema inmunitario, la toma de ciertos medicamentos, el hábito tabáquico, el embarazo, el estrés o diabetes. Asimismo, también pueden ser causa de la candidiasis oral, la mala salud general, enfermedades sistémicas, infección por VIH o Sida, tratamiento de quimioterapia, ser portador de prótesis dentales, etc.

Síntomas de la candidiasis oral

Clínicamente, la candidiasis oral se presenta como unas lesiones aterciopeladas y blanquecinas en la boca y en la lengua. Bajo la mancha blanquecina podemos encontrar un tejido rojizo que puede presentar sangrado con facilidad.

Las lesiones pueden aumentar lentamente el tamaño y el número. Los síntomas que da lugar la candidiasis oral son múltiples. Entre ellos se incluye disfagia, es decir, dolor al tragar alimentos, como también, malestar oral, sensación de sequedad oral, dolor en los dientes, sabor desagradable de los alimentos, halitosis o mal aliento, etc.

Las lesiones pueden ser dolorosas y pueden presentar sangrado al cepillarlas. En ocasiones, se tiene que descartar que se trate de una infección fúngica de otro tipo, es por eso necesaria la buena evaluación por parte de un odontólogo especialista, como también, la posible realización de un cultivo del raspado de estas lesiones.

Tratamiento de la candidiasis oral

El tratamiento de la candidiasis oral depende de la gravedad de las lesiones y de su causa. En los casos más leves, el pronóstico de las lesiones suele ser bueno. En cambio, en los casos donde la causa subyacente de las lesiones está relacionada con el sistema inmunológico de la persona, la situación es de mayor gravedad.

Después de detectar que realmente se trata de unas lesiones producidas por la infección fúngica del hongo Cándida Albicans, es aconsejable la toma de ciertos medicamentos para combatir con la infección.

En los casos más leves está indicada la toma de algún probiótico que ayude al organismo a restablecer el equilibrio de la microflora oral. En los casos más graves, está indicada la toma de un antifúngico como la Nistatina para combatir de manera directa frente al hongo.

Asimismo, también está indicada la realización de enjuagues orales un par de veces a la semana y mantener un buen nivel de higiene oral para evitar que el hongo Candida Albicans se multiplique de nuevo en la cavidad oral.

FUENTE: https://estudidentalbarcelona.com/tratamiento-la-candidiasis-oral/