Publicado el Deja un comentario

Gas causante de halitosis convierte células madre en hépaticas

El sulfuro de hidrógeno, gas conocido por su olor fétido, responsable de las flatulencias y el mal aliento puede servir para el desarrollo de células hepáticas partiendo de células dentales. Las células madre dentales se encuentran en la pulpa dental de dientes de leche o muelas del juicio, tienen la potencialidad de convertirse en células hepáticas (de hígado). Su crío preservación para usos futuros ya es posible en México.

A pesar de que el sulfuro de hidrógeno que el cuerpo humano genera en pequeñas cantidades es producido por bacterias y puede resultar altamente tóxico, en China ya había sido utilizado para incrementar la supervivencia de células madre de origen mesenquimal tomadas de células óseas de ratas.

Un estudio publicado por investigadores japoneses en el Journal of Breath Research (Revista de Investigación en el Aliento) utilizaron este maloliente gas para convertir células madre de dientes humanos en células del hígado, mientras que investigadores de la Universidad de Odontología de Japón encontraron que este sulfuro de hidrógeno incrementa la proporción de células madre que efectivamente fueron convertidas en células hepáticas.

Lo que hicieron en Japón fue analizar las células después de tres, seis y nueve días para confirmar que presentaban características propias de las células de hígado y fue así como comprobaron el aumento de sus capacidades al momento de almacenar glucógeno (líquido que se convierte en glucosa cuando el cuerpo necesita energía) y recoger los restos que deja el metabolismo en nuestro organismo que posteriormente es traspasado a los riñones de la sangra a la orina.

“Hasta ahora, nadie había producido los protocolos para regenerar tan alto número de células hepáticas para el trasplante humano”, dijo el responsable del estudio, Ken Yagegaki.

Comparado con el método tradicional de usar suero fetal bovino, este método resulta mucho más productivo, mucho más importante y ciertamente más seguro. Además, Yagegaki calificó a las células como de “alta pureza”, lo que explicó para decir que hay menos “errores”.

Aclaro también que incluso con el nuevo método, fueron menos las células que presentaron tejido diferentes o continuaron en su estado de célula madre, esto en respuesta a la común preocupación que existe respecto a que las células madre dentales suelen tener un alto número de células desperdiciadas.

“Sería interesante ver cómo el sulfuro de hidrógeno funciona con otro tipo de células”, concluyó el profesor Chris Mason, especialista en medicina regenerativa del University College de Londres.

ACERCA DE LAS CÉLULAS HEPÁTICAS
A partir del gran descubrimiento sobre la capacidad de diferenciación de las células madre dentales, se descubrió también que las células madre mesenquimales (como las de dientes y de médula ósea) son capaces de regenerar el tejido hepático.

En el 2008, se comenzó a utilizar estas células madre mesenquimatosas derivadas de los dientes permanentes para el tratamiento de enfermedades hepáticas y en posteriormente se comprobó que los dientes de leche tienen mayor efectividad en la terapia regenerativa de hígado, contando con una capacidad regenerativa para prevenir la fibrosis hepática, suprimir la inflamación del hígado e incluso para formar células hepáticas, brindando así múltiples alternativas para miles de pacientes en todo el mundo.

Fuente:http://www.concienciafemenina.com/2012/06/18/regeneran-celulas-hepaticas-con-gas-causante-de-mal-aliento/

www.bioeden.mx

Publicado el Deja un comentario

Calidad de vida : la halitosis

Algunos estudios concluyen que más del 50% de la población padece halitosis (mal aliento) , incluyendo a gente de todas las edades. La halitosis se manifiesta como el conjunto de olores desagradables que provienen de la cavidad oral.

Una patología que preocupa al 90% de la población La conciencia de padecer de halitosis, ya sea real o no, provoca un impacto en el comportamiento y las emociones que puede tener repercusiones en la calidad de vida:

-Psicológicamente aumenta la ansiedad y el estrés y disminuye la confianza en uno mismo y la autoestima.-Socialmente afecta a la relación con las demás personas e interfiere en las relaciones íntimas. Limita la comunicación y aumenta la distancia interpersonal. Las personas que sufren halitosis se comunican más por gestos, cubren la boca con su mano al hablar y disminuyen el tiempo de espiración.

-Profesionalmente también puede llegar a dañar la imagen e influir en aspectos tan importantes como el éxito profesional.

La simple percepción de tener un aliento desagradable puede provocar un aumento inmediato de emociones negativas. Sin embargo, muchas personas desconocen la existencia de la halitosis y no son conscientes de padecerla. Tampoco preguntan sobre ella y puede que las personas que tienen a su alrededor no comenten el tema por miedo a herir su sensibilidad.

Origen y tratamiento

Aproximadamente en un 90% el origen de la halitosis está en la misma boca, siendo las causas más frecuentes la falta de higiene bucal, el cubrimiento lingual, el uso de prótesis u ortodoncia, las enfermedades periodontales , la caries  y el tabaco, entre otras.

El mal olor se debe principalmente a la presencia de compuestos volátiles sulfurados en el aire desprendido por la cavidad bucal. El tratamiento está orientado a disminuir el número de estas bacterias productoras del mal olor y a disminuir la volatilización de los productos malolientes. Para ello se recomienda la Clorhexidina a baja concentración (0,05%), el Cloruro de cetilpiridinio y el Lactato de zinc, junto con la limpieza mecánica de la lengua. Además, se debe realizar una limpieza dental profesional y seguir las instrucciones para una correcta higiene oral que incluya el cepillado, la limpieza interproximal, la limpieza lingual y el uso de colutorios.

Una evidencia del impacto severo de la halitosis en la calidad de vida de una persona es la remisión de los efectos anteriormente descritos después del tratamiento exitoso.

Fuente:  Dental Blog

Publicado el Deja un comentario

No tomar agua podría causar mal aliento y otras enfermedades

Tomar agua aporta numerosos beneficios. Entre ellos, mantiene los niveles correctos de minerales, estimula la salivación y ayuda a limpiar toda la boca y los dientes. En el agua también encontramos una gran cantidad de

Sigue leyendo No tomar agua podría causar mal aliento y otras enfermedades