Publicado el

La irresistible moda de los brackets

DENTAL TRIBUNE

El deseo de llevar brackets entre los adolescentes de países como Tailandia, Indonesia y Camboya es tal, que muchos se sienten decepcionados cuando su dentista les dice que no necesitan un tratamiento ortodóntico.

En muchas ocasiones, esta negativa lleva a niños y adolescentes a recurrir a la nueva moda de los brackets dentales falsos, lo cual se ha vuelto un gran negocio.

El tratamiento de ortodoncia en el sudeste Asiático y el Pacífico ha pasado por un cambio radical de actitud: de ser considerado como una penosa dificultad de la adolescencia, se ha transformado en una declaración de moda y estética entre niños y adolescentes.

Ya sea debido a que los avances tecnológicos han hecho que los aparatos de ortodoncia fijos de hoy en día sean más pequeños y cómodos que nunca, o a la amplia gama de colores de los soportes y componentes ortodónticos, los aparatos dentales están disfrutando de una sorprendente popularidad como una moda en muchos países de Asia.

El fenómeno de los brackets de moda que no tienen ningún propósito médico apareció por primera vez en Tailandia en 2006. A partir de ahí, la tendencia se extendió rápidamente a países vecinos de Indonesia, Malasia y, más recientemente, Camboya. Según el periódico Phnom Penh Post, los brackets falsos se pueden adquirir en línea de proveedores locales en estos países, cuyos kits cuestan tan sólo US $20.

Después de comprar los componentes necesarios, se refiere a los clientes al dentista para la toma de impresiones y adhesión. Sin embargo, incluso si es un profesional capacitado quien realiza el procedimiento, lo cual no es siempre sucede porque muchos dentistas sencillamente se niegan a ello dado que no tiene un propósito clínico, los expertos advierten que se trata de una tendencia muy peligrosa. Por ejemplo, el uso de equipo no esterilizado o adhesivos de baja calidad puede causar infecciones y enfermedades. Además, los brackets falsos exponen a sus usuarios a los mismos riesgos que los aparatos reales de ortodoncia fijos.

Según el Dr. Hok Sim Kor, vicedecano de la Facultad de Odontología de la Universidad Internacional de Phnom Penh, los usuarios con mala higiene oral corren el riesgo de desmineralización de los dientes, caries o enfermedad periodontal. Por otra parte, al igual que los aparatos de ortodoncia fijos reales, los brackets de moda pueden mover dientes bien alineados a una posición incorrecta sino se realizan ajustes o exámenes clínicos periódicos.

Entusiasmo en Australia
Los brackets falsos no son todavía una moda en Australia. Sin embargo, la actitud hacia el tratamiento de ortodoncia ha cambiado de manera similar en los últimos años. Un estudio reciente llevado a cabo por la Sociedad Australiana de Ortodoncia halló que siete de cada diez niños respondieron con muestras de felicidad o excitación al oír que necesitaban un tratamiento de ortodoncia. Por otra parte, nueve de cada diez ortodoncistas encuestados dijeron que habían sido testigos de niños visiblemente molestos cuando se les dijo que no necesitaban este tipo de tratamiento.

El Dr. David Mastroianni, portavoz de la Sociedad Australiana de Ortodoncia, manifestó que estos resultados reflejan el cambio de opinión de los pacientes en Australia. “La industria ha observado un cambio en la actitud hacia los brackets y el tratamiento de ortodoncia. Ahora hay niños que vienen a la consulta, no porque hayan sido referidos por su dentista, sino porque el niño quiere brackets”, subrayó. “Los avances tecnológicos ofrecen actualmente brackets que no sólo son pequeños y cómodos, sino que ofrecen muchas opciones de colores o que incluso brillan en la oscuridad. Los adolescentes de todo el país están convirtiendo el tratamiento de ortodoncia en una forma de personalizar su ‘look'”.

Mastroianni enfatizó que, independientemente de cómo los niños se sienten acerca de los aparatos de ortodoncia fijos, el papel del ortodoncista es determinar si dicho tratamiento es apropiado para el individuo. “No se puede negar que los brackets pueden ser una de las mejores cosas que se puede hacer por un hijo y nadie cuestiona sus beneficios, pero es nuestra responsabilidad como ortodoncistas distinguir lo que se “necesita” de lo que se “desea” para determinar el mejor curso de acción que se requiera”.

FUENTE: http://www.dental-tribune.com/articles/news/latinamerica/30710_la_irresistible_moda_de_los_brackets.html

Publicado el

Una dieta baja en carbohidratos puede ayudar a aliviar la inflamación periodontal

(Foto: Oleksandra Naumenko/Shutterstock).

Los resultados de un estudio piloto realizado en Alemania indican que las personas que sufren de gingivitis y enfermedad periodontal deben considerar cambiar sus hábitos alimenticios con el fin de mejorar su salud oral.

En el estudio, los participantes que siguieron una dieta baja en carbohidratos y ricas en ácidos grasos omega-3, vitaminas C y D, antioxidantes y fibra durante cuatro semanas mostraron valores de inflamación significativamente más bajos que los participantes en el grupo que no cambió de dieta.

Con el objetivo de probar la hipótesis de que la dieta ayuda a reducir la inflamación, una conexión que los estudios basados en la dieta han demostrado ya en parte, el autor principal, el Dr. Johan Wolber de la Universidad de Friburgo y sus colegas investigaron los efectos de una dieta optimizada para la salud oral en la salud periodontal de un grupo de pacientes con historial de gingivitis.

De los 15 participantes acostumbrados a una dieta rica en carbohidratos, se pidió a diez que siguieran una lista de alimentos y comidas restringidas, mientras que cinco continuaron con sus patrones de alimentación típicos. Las personas que fumaban, estaban tomando antibióticos, tenían enfermedades de los glúcidos o relacionadas con la insulina, como la diabetes, fueron excluidos del estudio. Además de no usar cepillos interdentales, se aconsejó a los participantes que no cambiaran sus rutinas de salud oral durante el período de estudio.

Las instrucciones dietéticas en el grupo experimental incluyeron la restricción de la cantidad de fructosa, disacáridos, bebidas y comidas azucaradas, los alimentos que contienen harina, arroz y papas, en la medida de lo posible. Las frutas y verduras (polisacáridos) fueron excluidas, siempre y cuando se considerara la cantidad total de hidratos de carbono. El protocolo dietético incluía además la ingesta diaria de ácidos grasos omega-3 (cápsulas de aceite de pescado, una porción de pescado de mar, dos cucharadas de aceite de linaza), una restricción en la cantidad de ácidos grasos trans en la medida de lo posible (como frituras, papas fritas, donuts, croissants, etc.) y una reducción de los ácidos grasos omega-6 en la medida de lo posible (por ejemplo, aceite de cártamo, aceite de uva, aceite de girasol, margarina, aceite de sésamo y aceite de maíz).

Además, cada participante tuvo que garantizar la ingesta diaria de antioxidantes (un puñado de bayas, una taza de verde té o café, etc.), una fuente de vitamina C (por ejemplo, dos kiwis, una naranja o un pimiento) y una fuente de vitamina D (15 minutos de exposición al sol sin protección, suplementos nutricionales, 300 g de aguacate, etc.). Con el fin de asegurar que todos los participantes siguieran estas recomendaciones, se les pidió que documentaran su ingesta diaria en un diario de alimentación.

Después de cuatro semanas, los participantes en el grupo bajo en carbohidratos mostraron una reducción significativamente de la inflamación gingival y periodontal en comparación con el grupo control. Según los investigadores, la reducción de hidratos de carbono, en particular, dió lugar a una mejora significativa en el índice gingival, sangrado al sondaje e inflamación de la superficie periodontal. Aunque el estudio tiene sus limitaciones —sobre todo por el pequeño grupo de estudio, las laxas instrucciones dietéticas y la dificultad de garantizar el cumplimiento de los participantes del protocolo nutricional, entre otros factores—,la dieta redujo significativamente la inflamación periodontal en el grupo de estudio, concluyeron los investigadores.

En total, los resultados apoyan la hipótesis de que los hábitos alimenticios occidentales modernos, como el consumo de carbohidratos refinados y una alta proporción entre ácidos grasos omega-6 y ácidos grasos omega-3, promueven los procesos inflamatorios.

El estudio, titulado “An oral health optimized diet can reduce gingival and periodontal inflammation in humans—A randomized controlled pilot study”, fue publicado en línea en julio en la revista BMC Oral Health.

FUENTE:  http://www.dental-tribune.com/articles/news/latinamerica/30572_una_dieta_baja_en_carbohidratos_puede_ayudar_a_aliviar_la_inflamacion_periodontal.html

Publicado el

El desayuno y el buen aliento

(Foto: wavebreakmedia/Shutterstock).

La película de la lengua y una higiene oral insuficiente, como el cepillado irregular de la lengua, están entre las principales razones del mal aliento bucal. Ahora, un estudio en 665 adolescentes realizado en Japón indica que saltarse el desayuno contribuye igualmente al desarrollo del mal aliento.

Una encuesta y examen clínico, que incluyó la evaluación de la saburra y el estado del mal aliento oral, indicó que 173 participantes (26%) tenían mal olor oral, de lo que casi el 55% era consciente.

Los investigadores observaron que los participantes que omiten el desayuno eran 1,7 veces más propensos a tener mal olor oral que los que desayunaban. Los que no se limpiaban la lengua diariamente eran también 1,7 veces más propensos a tener mal aliento en comparación con aquellos que practican este comportamiento.

En conclusión, una gestión adecuada de la saburra junto con otros hábitos de vida saludables, como desayunar en particular, deben ser defendidos en la educación de salud de los adolescentes, afirman los investigadores.

El estudio, titulado “Mal olor oral entre los adolescentes y su asociación con el comportamiento y el estado de la salud oral”, fue publicado online en la revista International Journal of Dental Hygiene antes de impresión. Se llevó a cabo en la Universidad Médica y Dental de Tokio en colaboración con la Universidad Nacional de Malasia en Kuala Lumpur.

FUENTE: http://www.dental-tribune.com/articles/news/latinamerica/24852_el_desayuno_y_el_buen_aliento.html

Publicado el

Educación del paciente sobre el cáncer oral

(Foto: Wavebrakemedia / Shutterstock).

Muchos dentistas no saben cómo discutir el cáncer oral con sus pacientes

El Instituto Dental del King’s College de Londres ha probado con éxito un conjunto de herramientas que mejoran la educación de los pacientes sobre el cáncer oral. Después de sólo una sesión de capacitación sobre el uso de esta nueva guía, los dentistas dijeron sentirse más informados y tener más confianza para discutir este tópico.

Además, los profesionales envueltos en el estudio discutieron más con sus pacientes sobre temas relacionados con el cáncer oral. Una proporción significativamente mayor de los dentistas capacitados informaron a sus pacientes que habían sido examinados de cáncer oral.

Más de 40 dentistas participaron en el estudio, cuyos resultados fueron publicados recientemente en el British Dental Journal. Los odontólogos recibieron una actualización sobre el cáncer oral, una introducción a la guía de comunicación, así como actividades de aprendizaje y oportunidades para practicar la guía mediante juegos de roles y retroalimentación.

“No se trata de un guión a seguir, sino de una guía para establecer debates interactivos sobre los síntomas, la importancia de la detección temprana, y sobre cuándo y dónde buscar ayuda si se experimentan síntomas”, explicó el coautor del estudio, Prof. Tim Newton.

Las últimas estadísticas del Cancer Research UK indican que 6.800 personas son diagnosticadas anualmente con cáncer bucal en el Reino Unido. Esta cifra se ha incrementado en un 50 por ciento en los últimos diez años.

A pesar de estas preocupantes cifras, la mayoría de los dentistas son reacios a discutir asuntos relacionados con el cáncer oral con sus pacientes durante citas regulares. Entre las barreras reportadas por los dentistas están el miedo a provocar ansiedad en el paciente, limitaciones de tiempo y falta de conocimiento de muchos dentistas sobre este tópico, según un estudio de 2015.

FUENTE: http://www.dental-tribune.com/articles/news/latinamerica/27499_educacion_del_paciente_sobre_el_cancer_oral.html

Publicado el

¿Por qué no puedes oler tu propio aliento?

¿Te has preguntado si el miedo a tener mal aliento es un temor común? Bueno pues incluso hay un término para ello – halitofobia. Un estudio realizado en una clínica dental descubrió que el 80% de los pacientes pensaban que tenían mal aliento (conocido científicamente como halitosis) cuando en realidad sólo el 24% de ellos en realidad lo padecía.

Tal preocupación exagerada probablemente se debe al hecho de que en realidad no podemos oler nuestra propia halitosis. Como resultado, podemos tener el miedo de que soplamos una ráfaga de aliento de dragón cada vez que hablamos con alguien.

Hay algunas posibles razones por las que no podemos oler nuestro propio mal aliento, pero son hipótesis en el mejor de los caso. En primer lugar está la teoría de que estamos demasiado acostumbrados a nuestros propios olores corporales. La idea podría ser válida. Lo mismo puede suceder con el entorno en el que vivimos. ¿Has notado que logras detectar olores sutiles de tu casa hasta que regresas de unas vacaciones? Lo mismo puede aplicarse al aliento; tal vez estás demasiado acostumbrado a olerlo.

Otra razón podría ser que exhalamos distinto al hablar de como lo hacemos durante la respiración. Cuando hablas, es más probable que agites la parte posterior de la boca, que es donde la halitosis se forma.

La siguiente idea es que nuestra incapacidad para oler nuestra propia respiración – o el interior de la nariz, para el caso – es un desarrollo evolutivo. Según esta teoría particular, sería abrumador para nariz recoger constantemente el olor de la respiración por debajo de ella, y esto podría evitar que detectara otros olores más importantes para la seguridad y la supervivencia. Como resultado, la mente aprendió a bloquear el olor del vecino más cercano de la nariz.

Por último, la teoría más reciente es que el olor no es lo suficientemente potente para durar a través del proceso de la exhalación e inhalación de una persona. Por ende, cualquier halitosis que una persona podría tener disuelve antes de que su nariz puede detectarla. Sin embargo, si la persona ‘A’ se respira en la persona ‘B’, la persona ‘B’ puede olerlo porque él o ella sólo está inhalando el aliento de la persona ‘A’, sin haber exhalado primero.

Así que ¿cómo se puedes saber si tienes mal aliento? Los métodos comunes incluyen lamer y luego olfatear el interior de la muñeca, o el examen de la lengua en el espejo para ver si está cubierta por una tonalidad blancuzca. Ahora que si prefieres una respuesta oficial, puedes pedir un kit de prueba de aliento o hacer que el dentista te realice una prueba de halitosis.

FUENTE: http://www.muyinteresante.com.mx/preguntas-y-respuestas/15/12/4/saber-si-tienes-mal-aliento/

Publicado el

¿El chocolate provoca caries?

Siempre se ha creído que comer chocolate representaba un peligro para la salud dental, pero una investigación en Japón lo desmiente. Según Takashi Ooshima, de la Universidad de Osaka, el chocolate puede incluso proteger la dentadura. La caries se produce cuando la bacteria Streptococcus mutans produce una molécula viscosa, el glucano, que facilita su anclaje en la pieza dental. Ésta y otra bacteria convierten los azúcares en ácidos, que horadan las cavidades en la superficie del diente. El científico japonés asegura que una parte de la semilla del cacao posee un bactericida que compensa los altos niveles de azúcar del chocolate, e impide la formación de la molécula viscosa. En la vaina de la semilla del cacao, que a menudo se desecha, aún hay más cantidad de este bactericida, por lo que se podría utilizar como componente de la pasta de dientes. No obstante, los dentistas creen que para evitar la placa dental vale más observar una correcta higiene que atracarse de chocolate.

FUENTE: http://www.muyinteresante.es/curiosidades/preguntas-respuestas/iel-chocolate-provoca-caries

Publicado el

¿Es peligroso arrancarse un diente?

Si alguna vez tiene la ocurrencia de extraerse una pieza dental por el expeditivo procedimiento de tirar de una cuerda, sepa que esta seguramente se romperá antes de que salga el causante de su tormento; a no ser que el diente esté tan debilitado que acabe por desprenderse. Eso sí, siempre se quedará dentro la raíz, lo que entraña un grave riesgo de infección.

Los dentistas utilizan instrumentos específicos: sindesmótomos para liberar el ligamento gingivodentario -fibras elásticas que sujetan la raíz y amortiguan el diente contra la encía y la mandíbula-, fórceps y elevadores para sacar las esquirlas que aún pudieran permanecer en el interior del alvéolo dental.

FUENTE: http://www.muyinteresante.es/curiosidades/preguntas-respuestas/ies-peligroso-arrancarse-un-diente

Publicado el

Más vínculos entre enfermedad periodontal y problemas cardíacos

Un estudio de la Universidad de Örebro en Suecia parece arrojar nueva luz sobre el mecanismo detrás de la relación entre la periodontitis y la enfermedad cardiovascular.

Los investigadores suecos cultivaron células del músculo liso de aórticas humanas y Porphyromonas gingivalis infectadas con un patógeno periodontal encontrado en las placas de las arterias coronarias de pacientes de ataque cardiaco, con el objetivo de encontrar biomarcadores que faciliten el diagnóstico y tratamiento de ambas enfermedades.

Hallaron que el gingipains, que son factores de virulencia producidos por el patógeno, promueven la expresión del factor de crecimiento angiopoyetina-2 pro-inflamatorio. En contraste, se inhibió la expresión anti-inflamatoria del factor de crecimiento de la angiopoyetina-1 en las células musculares lisas. En total, la infección con P. gingivalis cambió la expresión de 982 genes en las células de la prueba, lo que resulta en un aumento de la inflamación y la aterosclerosis.

En combinación con los efectos celulares observados, los resultados sugieren que la angiopoyetina-2 juega un papel en la asociación entre la periodontitis y la aterosclerosis, dijeron los investigadores.

Su investigación aclara el mecanismo de la asociación de las dos enfermedades y podría permitir encontrar sus biomarcadores en el futuro, concluyó Boxi Zhang, un estudiante de doctorado en el Departamento de Salud y Medicina de la universidad.

El estudio, titulado “Gingipains from the periodontal pathogen Porphyromonas gingivalis play a significant role in regulation of Angiopoietin 1 and Angiopoietin 2 in human aortic smooth muscle cells”, fue publicado en agosto en la revista Infection and Immunity Journal.  

FUENTE:

http://www.dental-tribune.com/articles/news/latinamerica/25877_mas_vnculos_entre_enfermedad_periodontal_y_problemas_cardacos.html

Publicado el

¿Realmente la edad daña las encías?

SPL

A veces, los problemas con las encías son heredados

Los vendedores de caballos del siglo XIX no eran particularmente confiables así que los compradores experimentados a menudo chequeaban la boca del animal.

Si los dientes se veían largos significaba que sus encías se habían retraído, lo que indicaba que podría ser más viejo de lo que se decía.

¿Es igual con los seres humanos?

La recesión gingival, como se le conoce formalmente, es más común entre los ancianos.

Un estudio hecho en Estados Unidos de casi 10.000 personas encontró que el 38% de quienes tenían entre 30 y 39 años de edad sufrían en algún grado esta condición, comparado con un 71% del grupo de 50 a 59 años y 90% entre los de 80 y 90 años.

Sin embargo, eso no significa que envejecer sea la causa.

Se trata de un largo proceso que puede empezar en la adolescencia y puede dispararse por factores diversos.

Herencia e higiene

En algunos casos, no hay nada que la gente pueda hacer para reducir las posibilidades de desarrollar la condición.

Hay personas que heredan encías delgadas y frágiles que se retraen más fácilmente.

Otros tienen dientes que están apretados o salidos, lo que implica que no hay suficiente espacio en la mandíbula para cubrir la raíz del diente.

La higiene dental también juega un papel importante.

Sobre nuestros dientes se forma constantemente la placa, que es una película de bacterias.

Si uno no evita que se acumule cepillándose y usando el hilo dental, la placa puede causar enfermedad periodontal.

Si no se cura, una complicación posible es la destrucción del hueso que rodea al diente y el tejido de la encía en el que se asienta.

A medida que el tejido se retracta, queda expuesta la raíz del diente, lo que hace que parezca más largo.

Cepillarse bien

Importa además la manera en la que nos cepillamos los dientes.

Si uno lo hace con movimientos laterales con un cepillo duro, existe el problema de ir desgastando gradualmente la encía.

Es por eso que los dentistas tienden a aconsejar que uno se cepille haciendo pequeños círculos con un cepillo suave o usar un cepillo eléctrico para evitar que presiones mucho.

El daño se acumula con el tiempo, haciendo que las encías se retracten imperceptiblemente, hasta que un día uno se mira al espejo y se da cuenta de que ha cambiado.

Como esta transformación puede tomar décadas, mucha gente asume que es parte del proceso natural de envejecer.

Examinando a los que saben

La investigación sobre la recesión gingival a menudo depende de preguntarle a la gente qué cepillo de dientes utiliza, los movimientos que hace y cuánta presión pone.

Hay quienes argumentan que debido a la falta de estudios controlados, no hay evidencia definitiva de que cepillarse con fuerza hace más que causar abrasiones temporales, pero muchos dentistas si consideran que existe un vínculo.

La condición es más común entre los fumadores.

Con tantos factores diferentes involucrados, es difícil hacer estudios controlados.

Muchos son transversales, es decir que describen un momento.

A los participantes les examinan los dientes y les piden que describan sus hábitos de limpieza.

Pero un estudio intrigante hecho en España no examinó al público en general sino a un grupo de gente que debía saberlo todo: odontólogos. (8)

Sus dientes y sus hábitos dentales fueron explorados en el año final de sus estudios profesionales y también diez años después.

Sorpresivamente, el 7,5% de los dentistas admitieron que sólo se cepillaban los dientes una vez al día.

Una década más tarde, la proporción de recesión gingival era la misma, pero entre aquellos con la condición, un promedio de 6,5 dientes estaban afectados, comparados con 5,1. Así que en un grupo con más probabilidades de mantener un buen régimen de higiene dental, el paso del tiempo hizo que las encías progresivamente empeoraran pero no incrementó la cantidad afectada.

No sólo por vanidad

Vale la pena tomar en serio esta condición y no sólo por razones cosméticas.

La raíz de los dientes no está protegida con esmalte de la misma manera que la corona, de manera que cuando está expuesta es sensible y más propensa al deterioro.

Así que si quiere comprar un caballo, posiblemente sea bueno que le mire los dientes.

Pero envejecer no causa la retracción de las encías: sencillamente, el daño se acumula y se hace más obvio con el tiempo.

FUENTE: http://www.bbc.com/mundo/aprenda_ingles/2013/08/130816_mitos_medicos_vejez_encias_finde

Publicado el

8 consejos para perderle el miedo al dentista

Getty images

Una de cada cuatro personas teme visitar al dentista, según datos del sistema de salud pública británico. Y no es sólo cosa de niños.

“Algunos le tienen tal fobia al dentista que no lo han visitado en años”, dice Karen Coates, asesora dental de la Fundación Británica para la Salud Dental.

Ese temor puede responder a varias motivaciones: el miedo a que el tratamiento duela, el pánico a las agujas o el rechazo a los sonidos y los olores de la clínica dental, que pueden traer malos recuerdos de la niñez.

“Las clínicas dentales modernas son ambientes mucho más amigables”, comenta Coates.

“En general es una experiencia más suave. Por supuesto que todavía tienes los olores y sonidos de una clínica dental, pero todo es más discreto que antes, con instrumentos que no están a la vista y música relajante de fondo. Hasta los tornos hacen menos ruido”, dice.

Por otro lado muchos dentistas ahora entienden mejor los temores de los pacientes y pueden atenuar su estrés con un trato amable y delicado.

Además, los avances en tecnología han transformado los métodos de la industria, que ahora puede ofrecer tratamientos totalmente sin dolor.

Aún así, aquí te damos 8 consejos para ayudar a vencer la ansiedad de ir al dentista.

1. Encuentra un dentista comprensivo

Puedes preguntarle a tus amigos y conocidos o buscar específicamente un profesional que se especialice en pacientes con ansiedad.

2. Visita la clínica antes de la primera consulta

Antes de pedir tu primera cita, visita la clínica, conoce al recepcionista y al dentista y mira cómo es el ambiente. También puedes informarles de tu ansiedad o fobia para que lo tengan en cuenta para tus futuras visitas.

3. Elige una cita a primera hora de la mañana

Así tendrás menos tiempo para pensar en tu fobia e ir acumulando ansiedad durante el día

4. No llegues antes de tiempo a tu cita

Trata de llegar a la hora en punto para no tener que esperar en la clínica. En la sala de espera puedes sentirte más ansioso ante los sonidos y olores.

5. Planea una primera cita “suave”

No te metas de buenas a primeras en empastes, endodoncias y anestesias. La primera visita puede ser una revisión o una limpieza, y puedes aprovecharla como una manera de conocer un poco más a tu dentista en una visita totalmente libre de ansiedad. Cuando te sientas más cómodo puedes proceder a hacer tratamientos más complicados.

6. Acuerda una señal para avisar que te sientes incómodo

Puedes acordar con tu dentista una señal concreta para indicarle que necesitas un descanso y quieres que pare. Puede ser simplemente señalar con el dedo o levantar la mano pero te hará sentirte más en control.

7. Lleva tu propia música para relajarte y distraerte

No olvides tus auriculares y tu música favorita para relajarte o abstraerte mientras el dentista hace su trabajo. El tiempo se te pasará mucho más rápido y probablemente no escuches tanto los sonidos que te generan ansiedad.

8. Finalmente, si tienes una fobia grave, explora la posibilidad de sedación

Si ir al dentista te genera una ansiedad extrema puedes explorar la posibilidad de sedación.

Hoy en día es posible hacer tratamientos totalmente sin dolor. Una crema local en las encías puede hacer que no sientas la inyección de anestesia.

Pero además hay modernos sistemas de anestesia con una “varita mágica dental” que tiene el aspecto de un bolígrafo y administran la anestesia tan lentamente que el paciente no lo nota.

Además existe la sedación por inhalación que puede ser muy útil para relajarser durante el procedimiento dental. Es una opción parecida al “gas de la risa” que se le administra a través de la boca a las mujeres que dan a luz, pero en este caso a través de la nariz.

Finalmente si la fobia es grave y el paciente lo desea, también existe la sedación intravenosa durante el tratamiento, a través de la mano o el brazo. La anestesia no tiene por qué ponerte a dormir, puedes permanecer despierto y hablar con el dentista, pero te relajarán tan profundamente que probablemente no recuerdes bien qué ocurrió.

FUENTE: http://www.bbc.com/mundo/noticias/2015/08/150803_salud_consejos_mitigar_miedo_dentista_ig