Publicado el 2 comentarios

No descuide su higiene bucal durante la tercera edad

La higiene bucal debe ser un asunto prioritario aún en la tercera edad. En esta etapa, muchas personas le restan importancia por depresión o simple descuido. Asimismo, algunas sufren de padecimientos bucales como consecuencia de otras enfermedades. Si usted se encuentra en esta etapa de la vida, entérese de los cuidados mínimos que debe considerar día a día.

Un problema bucal frecuente es la baja producción de saliva. Según la cirujana dentista, Fernanda Arriola, este padecimiento se presenta “por la degeneración propia de la edad y por enfermedades sistémicas además del uso de medicamentos para controlarlas”. Arriola explica que esta dolencia, tiene como consecuencia el desarrollo de “enfermedad periodontal, caries de raíz, aftas orales y úlceras por la fricción de las prótesis, candidiasis causada por hongos, entre otras enfermedades”.

La odontóloga Ruth Nohemí Gómez Castillo recomienda a estos pacientes “tomar abundante agua que les ayudará a regular todo su sistema y mejorar su higiene bucal”. Arriola añade que además de incrementar la ingesta de agua, “deben realizarse una evaluación con el odontólogo cada seis meses, ya que todos los organismos responden de forma diferente y la resequedad bucal (conocida como Xerostomía) puede ser causada por distintos factores”.

Cuidados diarios

Como parte de la rutina de limpieza necesaria en la tercera edad, Gómez Castillo aconseja a los pacientes “retirar sus placas y sumergirlas en los líquidos adecuados para su limpieza durante la noche. De esta manera se matarán las bacterias y se evita que el sarro se pegue a las piezas postizas”. Los líquidos o aditivos para limpieza, se consiguen en cualquier farmacia o supermercado, explica la especialista

Castillo informa que los riesgos más graves de una mala higiene son “el desarrollo del hongo Candida Albicans y de las caries, pues esto puede derivar en una endocarditis bacteriana”. Asimismo, la doctora refiere que “en las personas de la tercera edad con caries, aumenta el riesgo de sufrir un infarto o problemas cardiacos”, como resultado de esta dolencia.

La endocarditis bacteriana es una infección en las válvulas y el recubrimiento interno del corazón. Esta se produce cuando las bacterias de la boca ingresan en el torrente sanguíneo y es común en la tercera edad. Estas bacterias se encuentran también en la piel, los intestinos y el tracto urinario y por lo general invaden por medio de un procedimiento médico, dental o una mala higiene, detalla la doctora Arriola.

Por esta razón, Gómez Castillo pone especial énfasis en los chequeos dentales “cada 6 meses como mínimo”. Además, recomienda que los pacientes abandonen el cigarro y el licor.

Los medicamentos que pueden ser dañinos para la salud bucal, según la médica Fernanda Arriola son “las mezclas analgésicas, medicamentos para tratar las convulsiones, antihistamínicos, antihipertensivos, algunos medicamentos para tratar las náuseas, antiparkinsonianos, antiespasmódicos, diuréticos, descongestionantes, expectorantes y relajantes musculares, entre otros, que son prescritos para otras enfermedades”.