Implantes zigomáticos: la solución para los casos dentales más extremos Destacado

Valora este artículo
(0 votos)

Los implantes zigomáticos, también conocidos como implantes sin hueso, son un tipo de implantes dentales que van anclados en el denso hueso del pómulo, lo que los ha convertido en la mejor alternativa para pacientes con una atrofia importante de su hueso maxilar.

El desarrollo de los implantes zigomáticos ha conseguido acercar la posibilidad de una rehabilitación dental rápida, segura y predecible, con dientes fijos a este tipo de pacientes.

¿En qué consiste la técnica?

Hoy en día, los pacientes que quieren recuperar su calidad de vida y disfrutar de una dentadura sólida, incluso con falta de hueso en el maxilar, pueden hacerlo gracias a los implantes zigomáticos. La intervención y la colocación de la prótesis dental provisional, que se sustituirá por una definitiva pasados unos meses, se realiza el mismo día, lo que permite volver a sonreír desde el primer minuto.

Con unos dientes fijos no solo se recupera la capacidad de masticar con seguridad, la falta de dientes y hueso en el maxilar también afecta a la estética facial, modificando el perfil del rostro.


¿En qué casos está indicada?

La técnica del implante zigomático está especialmente indicada en los casos donde hay ausencia de hueso maxilar, ya que el implante se inserta en el cigoma o hueso del pómulo, de donde la técnica toma su nombre, lo que permite recuperar la calidad de vida de forma rápida y eficaz a pacientes que normalmente se veían sin ninguna opción.

Vithas Davó Instituto Dental, ubicada en el Hospital Vithas Medimar Internacional, ha estado absolutamente vinculada con el desarrollo, consolidación y difusión de esta técnica de implantes dentales desde 1999, gracias a la labor de investigación del Doctor Rubén Davó, que ha llevado a cabo desde entonces diversos estudios clínicos que recogen no solo la eficacia de la intervención en la que se colocan los implantes cigomáticos frente a otras técnicas, sino que también abordan la durabilidad a lo largo de los años de este tipo de implantes dentales, y la tasa de éxito de los mismos.


Ventajas para el paciente

La técnica del implante zigomático es una técnica muy documentada y reconocida por la comunidad científica internacional, que permite al paciente disfrutar de dientes fijos inmediatamente después de la cirugía, en un periodo de 24-48 horas.

Utilizar el hueso zigomático (hueso del pómulo) como anclaje para implantes abre un mundo de posibilidades por dos razones: este hueso perdura siempre y además permite colocar los dientes inmediatamente después de la cirugía (función inmediata). Los pacientes que se someten a esta técnica recuperan de forma rápida su calidad de vida.

Hace aproximadamente veinte años, la rehabilitación implantológica de pacientes con falta de hueso en maxilar superior representaba un gran problema. Las técnicas disponibles eran poco predecibles, lentas, laboriosas, y con un alto impacto o repercusión en la vida cotidiana de los pacientes.

Actualmente, por medio de técnicas avanzadas como la de los implantes zigomáticos es posible rehabilitar este tipo de pacientes, prácticamente de un día para otro, de una forma segura, eficaz y predecible.

Vithas Davó Instituto Dental, se ha convertido en el segundo centro del mundo y el primero de Europa en documentar esta técnica, que en el presente está cambiando profundamente el enfoque rehabilitador de los pacientes sin dientes ni hueso disponible en maxilar superior.

 

FUENTE: http://www.diarioinformacion.com/vida-y-estilo/salud/2018/05/12/implantes-zigomaticos-solucion-casos-dentales/2019738.html

Busca artículos por fecha

« Octubre 2018 »
Lun Mar Mier Jue Vie Sáb Dom
1 2 3 4 5 6 7
8 9 10 11 12 13 14
15 16 17 18 19 20 21
22 23 24 25 26 27 28
29 30 31