Menu
Enjuagadores bucales pueden incrementar la diabetes

Enjuagadores bucales pueden increme…

Una investigadora del Rec...

Inaugura UAQ laboratorio de odontología

Inaugura UAQ laboratorio de odontol…

El nuevo laboratorio de i...

“Odontología forense en Centroamérica está en pañales”

“Odontología forense en Centroaméri…

José Manuel Fernández. Od...

En Odontología, ya se aprende con simuladores y operaciones en streaming

En Odontología, ya se aprende con s…

Barbijo, anteojos, guante...

Cómo cuidar los dientes ante un cáncer en la boca

Cómo cuidar los dientes ante un cán…

MADRID. - Fumar y beber a...

DGSHAPE by Roland en el LMT LAB DAY 2018

DGSHAPE by Roland en el LMT LAB DAY…

Por primera vez, las popu...

Estudiante investiga sobre enfermedad periodontal en embarazadas

Estudiante investiga sobre enfermed…

San Luis Potosí, SLP.- La...

El dentista del futuro no dolerá gracias a este láser y la tinta de calamar

El dentista del futuro no dolerá gr…

Aproximadamente 3 de cada...

Un implante de la Prehistoria: ¿Quién fue el primer dentista?

Un implante de la Prehistoria: ¿Qui…

¿Sabían que la odontologí...

Realizan una reconstrucción maxilar completa utilizando réplicas físicas en tres dimensiones de la zona afectada y la zona donante

Realizan una reconstrucción maxilar…

El Servicio de Cirugí...

Prev Next

La Historia de Santa Apolonia Destacado

La Historia de Santa Apolonia La Historia de Santa Apolonia

"Apolonia". Procede de las mismas raíces que Apolinar, es decir, de Apolo, divinidad greco-romana polifacética y multiforme, padre del dios de la medicina, Asclepio; dios de la luz del sol y de la claridad, protector de las artes y de la belleza.

Se apunta como etimología posible, que sea un compuesto del prefijo apo (apó), lejos, más ollumi (ól.lymi), al parecer, que nos daría como significado global "el que aleja la muerte", apelativo dado a Apolo en agradecimiento por haber salvado a Atenas de una peste. Existen otros intérpretes que lo relacionan con el verbo apollumi (apól.lymi), destruir, y también con la voz germánica Apfel, manzana. Es tal la fama de esta divinidad, que su nombre dio lugar a multitud de derivados, entre ellos: Apolíneo, Apolino, Apolodoro, Apolófanes, Apolonio, Apolinar, Apolinarfo y el más difundido de todos, Apolonia, nombre de 18 ciudades de la antigüedad y nombre también de mujer.

Historia o leyenda.

En tiempos del Imperio Romano, bajo el régimen del emperador Filipo, El Árabe, se llevan a cabo persecuciones, torturas y asesinatos contra los cristianos y su religión. Surgen también, muchos mártires porque eran creyentes de la fe que profesaban y preferían entregar su vida antes que renunciar a Cristo Jesús.

apolonia muerte

Los Padres de la Iglesia ante esta situación mantenían comunicación unos con otros mediante cartas y es en una de ella que se conoce de una mujer llamada Apolonia, quien era hermana de un eminente magistrado de Alejandría. Mujer virgen de avanzada edad que siempre se caracterizó por las virtudes de castidad, piedad, caridad, austeridad y limpieza de corazón. El Obispo de Antioquía, Fabio, recibió una carta de parte de San Dionisio, Obispo de Alejandría donde explicaba la terribles persecuciones dadas en la ciudad de Alejandría.

El gobernador de Alejandría influenciado por un adivino que se hacía llamar Divino, ordenó injustas represalias contra los cristianos y su religión, ya que según el adivino, ellos atentaban contra el Imperio y por consiguiente su monarca. Este adivino azuzó a las turbas paganas provocando muerte y destrucción a los cristianos que allí vivían.

En una de esas pesquisas, capturaron a Santa Apolonia y la sometieron a horribles torturas para que dijera lo que ellos le ordenaban que eran una serie de improperios y blasfemias contra Cristo. Al negarse, la turba se enojó y un despiadado perseguidor cristiano le lanzó un poderoso golpe a la cara rompiéndole de esta forma sus dientes que se le cayeron en pedazos. La Santa, con la cara sangrienta, no escuchó ni obedeció a sus torturadores y éstos en vista que no conseguirían nada decidieron amenazarla con una enorme hoguera a las puertas de la ciudad, proponiéndole que si no rechazaba a Cristo, sería quemada atada a un palo. Exhausta, Santa Apolonia, hace suponer que iba pensar lo que se le proponía y les pide que le desataran las manos para elevar sus últimas plegarias al cielo. Los soldados lo hacen y en menos de lo esperado Santa Apolonia salta por voluntad propia a la hoguera ardiente para evitar renunciar a su amada religión. Mientras tanto, la Santa les decía que cuando sufrieran de problemas y dolencias dentales, invocaran su nombre, pues ella intercedería ante el Todopoderoso para aliviar sus penas. De esta manera ofrecía su dolor propio por el de quién pudiese sufrirlo después.

Los perseguidores junto al gobernador quedaron atónitos al ver que a pesar del fuego, las llamas no la consumían ni le hacían daño alguno, al verlo trataron incansablemente de golpearla para que muriera, pero la mano del Altísimo la protegía. Finalmente fue degollada.

Aún cuando en la carta se habla de una mujer madura, al ser representada, su imagen en frescos, pinturas o esculturas, se representa como una joven y hermosa virgen, que sostiene en su mano un fórceps con una molar extraída. Otros artistas la describen con un diente dorado colgado de su cuello.

A pesar que la Santa era de oriente, la iglesia occidental es quien la venera, no así la iglesia de oriente, ya que interpretan el acto de valentía de Santa Apolonia como un acto suicida. Pero es San Agustín quién nos explica años más tarde, que se trató de un acto invocado por el Espíritu Santo lo que llevó a esta Santa a comportarse así.

Suplicio de Santa Apolonia

Su muerte se dio en el año 249, siglo III D.C., pero no fue sino hasta 50 años después que la canonizaron. Su día de veneración es el 9 de Febrero(1,2,3,4,6) y se le considera la Santa Patrona de los Odontólogos y de las Enfermedades Dentales. De allí que sea invocado su nombre cuando hay un dolor de muelas.

Narrada esta historia por Eusebio de Cesárea (Historia Ecclesiastica, VI) pasó después a los martirologios, incluyéndola Floro el 20 de enero y Adón y los demás el 9 del mismo mes. Su culto litúrgico y popular comenzó a extenderse en Occidente a finales del s. XIII, alcanzando su plenitud durante los s. XV a XVIII, estando atestiguado, además de por los libros litúrgicos, por numerosas tradiciones populares y una abundante y rica iconografía. Era la abogada contra los dolores de muelas, patrocinio que se debe a la forma de su martirio y también a la influencia ejercida por el Thesaurus pauperum del Papa Juan XXI, en uno de cuyos capítulos, De dolore dentium et gengivarum, se añadió: «Fue concedido a S. Apolonia virgen, que aquellos que la invoquen no tengan dolor de dientes durante todo el día».

Sus reliquias se encuentran repartidas en varias iglesias de Roma, en la catedral de Plasencia, en la iglesia de S. Roque de Lisboa y en otras diversas iglesias europeas. Pero su número es tan elevado (existen más de 500 dientes) que la mayor parte de ellas son falsas o sospechosas. La iconografía de Santa Apolonia es interesante para los estudiosos de la historia de la técnica dentaria, permitiendo observar la evolución de los fórceps dentales desde el siglo XIV

Modificado por última vez enViernes, 20 Febrero 2015 19:45
volver arriba

Otros Artículos

Prognatismo mandibular: causas y tratamiento

Prognatismo mandibul…

El prognatismo mandibular o mandíbula prominente c...

Beneficios del Calcio y la Vitamina C para la salud bucal

Beneficios del Calci…

Comer correctamente no sólo reduce los ries...

La gingivitis y la periodontitis no están causadas por las mismas bacterias

La gingivitis y la p…

La gingivitis es una enfermedad infecciosa de orig...

La aspirina podría ayudar a reparar las caries, según un estudio

La aspirina podría a…

Un conjunto de científicos de la Universidad de la...

Secciones

Nosotros

Síguenos

Otros Sitios

Not a member yet? Register
Footer message value