Menu
¿Qué hago si se me infectan los implantes dentales?

¿Qué hago si se me infectan los imp…

Los implantes dentales so...

¿Qué son las agenesias dentales y como se pueden tratar en la consulta con el odontopediatra?

¿Qué son las agenesias dentales y c…

La agenesia dental es...

Nuevos biomateriales para la protección de la pulpa dental

Nuevos biomateriales para la protec…

El profesor de Odontologí...

Trasplante dental devuelve la vista a paciente ciega

Trasplante dental devuelve la vista…

TEL AVIV, junio 17.- Espe...

Mala técnica de cepillado causa sensibilidad dental

Mala técnica de cepillado causa sen…

La mala técnica de cepill...

Fibrina rica en plaquetas y leucocitos (LPRF): Nuevas tendencias en Odontología

Fibrina rica en plaquetas y leucoci…

Desde hace un tiempo,...

Dr. Pawel Plakwicz: “El autotrasplante de dientes tiene un 90% de éxito en pacientes jóvenes”

Dr. Pawel Plakwicz: “El autotraspla…

Para poder sustituir un d...

Bebés que nacen con dientes

Bebés que nacen con dientes

No es habitual oír hablar...

Estética veneciana aplicada a la odontología

Estética veneciana aplicada a la od…

El lanzamiento de un libr...

Prev Next

El Führer tenía miedo… al Dentista Destacado

El Führer tenía miedo… al Dentista

Esas son algunas de las conclusiones a las que llegó la odontóloga Menevse Deprem-Hennen en su doctorado titulado “El dentista del diablo” tras analizar unas actas del especialista personal de Hitler, el general de las SS Johannes Blaschke. En declaraciones que publicadas en el matutino “Bild am Sonntag”, la facultativa saca una serie de conclusiones del análisis de estos informes, actas que durante años se creyeron perdidas:


“Es muy probable que Hitler padeciera una fuerte halitosis”, dice Deprem-Hennen y añade que el dictador nazi “se alimentaba muy mal y sufría parodontosis”.“Es probable también que, como muchas personas, Hitler tuviera miedo al dentista”, dice la odontóloga, quien saca esta conclusión del hecho de que, en lugar de hacer un tratamiento de raíz en una o dos sesiones, Hitler hacía llamar al dentista hasta ocho veces. En 1944, Blaschke le extrajo una muela de la mandíbula superior a causa de una infección, según revelan las actas odontológicas del “Führer”.

El estudio, titulado El dentista del diablo, es obra de Menevse Deprem-Hennen, y descansa en el análisis de los informes del especialista personal del führer, el general Johannes Blaschke. Gracias a ellos hemos sabido que al diablo le olía mal el aliento —la vieja teología le atribuía un penetrante olor a sulfuro-, que sufría parodontosis y que en cierta ocasión le fue extraída una muela de la mandíbula superior, hecho que demuestra que, a pesar de todo, poseía buena dentadura. Sin embargo, lo que más ha llamado la atención es la constatación de que al caudillo nazi le daba miedo acudir al dentista, igual que a la mayoría de los mortales, incluido el valiente general Millán Astray, de quien he oído decir que se hacía acompañar por varios legionarios a fin de mitigar los chirriantes sonidos del instrumental con el soy el novio de la muerte.

EFE

volver arriba

Otros Artículos

La FDA propone la prohibición de la mayoría de los guantes con talco

La FDA propone la pr…

La Food and Drugs Administration (FDA) propuso una...

Ionómeros de Vidrio: Recurso potencial como reconstructor de muñon y agente cementante

Ionómeros de Vidrio:…

Miguel Angel SaraviaRojas, Anita Fernanda Rodrigue...

Antiguos mexicanos p…

El mundo se asombra sobre las prácticas de endodon...

El láser y el turismo dental impulsan el crecimiento de la industria odontológica

El láser y el turism…

La compañía de investigación de mercado Transparen...

Secciones

Nosotros

Síguenos

Otros Sitios

Not a member yet? Register
Footer message value