Publicado el Deja un comentario

Cirujanos realizan extirpación de tumor oral en el útero

(DTI / Fotografía cortesía de Jackson Health System, EE. UU.)

MIAMI, Florida, EE. UU .: En el año 2012 por primera vez en la historia de la medicina fetal, los médicos eliminaron con éxito un gran tumor oral de la boca de un feto de cuatro meses en una cirugía pionera en útero. En Junio de 2012 representantes de los medios de comunicación fueron invitados a conocer al niño, que tenía  20 meses de edad, en una conferencia de prensa.

Como se informó en la conferencia de prensa del Jackson Memorial Hospital el 21 de junio de 2012, a una mujer de 37 años se le diagnosticó un feto con una masa sobresaliendo de la boca del feto, durante una ecografía de rutina en la vigésima semana de su segundo embarazo. Según los médicos, los hallazgos sugerían un teratoma oral, un tumor raro que surge de las tres capas germinales embrionarias.

Después de una seria consideración, el procedimiento fue llevado a cabo en mayo de 2010 por Ruben Quintero, profesor de obstetricia y ginecología, y Eftichia Konopoulus, profesora asistente de obstetricia y ginecología, en el Jackson Memorial Hospital en Miami, Florida. Utilizando un endoscopio, guiado por ultrasonido y, con láser, el tumor se resecó en el útero sin complicaciones maternas ni fetales en una operación de 68 minutos bajo anestesia local.

Cinco meses después de la cirugía, el paciente entró en trabajo de parto espontáneo y dio a luz a una niña sana sin complicaciones. La inspección de los labios y la boca al nacer no mostró evidencia de hendiduras, lesiones o masa residual. El único signo de la cirugía fue una pequeña cicatriz en la boca del bebé, dijeron los médicos.

En la conferencia, la madre agradeció a los médicos y su equipo por su ayuda. “Salvaron a nuestra hija. Sin ellos, ella no estaría aquí”, dijo.

Según los cirujanos, los teratomas nasofaríngeos se asocian con un riesgo excepcionalmente alto de mortalidad neonatal, particularmente por obstrucción de las vías respiratorias. Si se realiza lo suficientemente temprano, como en el presente caso, la extirpación fetoscópica del teratoma puede evitar el crecimiento de la masa tumoral, la distorsión de la estructura facial, el exceso de líquido amniótico, el edema y el riesgo de muerte fetal, dijeron.

Los médicos agregaron que las tasas de supervivencia oscilan entre el 30 y el 40 por ciento. Si el feto sobrevive al embarazo, lo más probable es que el parto requiera una cesárea y que el bebé necesite una traqueotomía inmediata para respirar, y luego se someterá a múltiples cirugías.

“La experiencia en este caso sugiere que la fetoscopia puede ser útil en la evaluación detallada de la lesión, así como potencialmente permitir la resección de la masa en el útero en casos seleccionados”, concluyeron los investigadores.

El informe del caso se publicó en línea el 9 de abril de 2012 en el American Journal of Obstetrics and Gynecology antes de la impresión.

FUENTE: https://am.dental-tribune.com/news/surgeons-perform-first-in-utero-removal-of-oral-tumor/

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *